sábado, 24 febrero, 2024

Luis Núñez apuntó contra las empresas y aseguró "que no quieren trabajar"

El dirigente del STIA no reconoció la existencia de un paro generado por afiliados y apuntó al sector empresario por un presunto 'lock out patronal'.

Luis Núñez apuntó contra las empresas y aseguró "que no quieren trabajar".

En medio del espiral de conflictividad que hoy mantiene paralizada la temporada de langostino en Chubut, el secretario general del STIA, Luis Núñez, aseguró que es CAPIP la que no cumple con la conciliación obligatoria, como así también que “retiraron el compromiso y parte de lo que se venía negociando”.

En diálogo con FM Del Viento, el gremialista insistió en la idea de un presunto ‘lock out patronal‘ y habló de “cuestiones” que excusarían las empresas “para no trabajar”. Sus declaraciones se dieron minutos antes que el sindicato que él encabeza movilizara a sus afiliados hacia las puertas del Grupo San Isidro, donde se centró una álgida protesta, que incluyó carteles con agravios a directivos y funcionarios.

“La última reunión la mantuvimos este lunes, teniendo en cuenta el acta firmada el 29 de enero, donde se establecía como fecha tope de acuerdo el 5 de febrero. Después de ello, desde la cámara retiraron el compromiso y parte de lo que se venía negociando. Eso fue lo que generó mayor enojo y malestar en la gente. Se fijó una nueva audiencia a la que no se presentaron, pese a que se habían comprometido a llevar una nueva propuesta. Nos manifestaron que las asociadas no estaban en condiciones de efectuar una contrapropuesta, ni de sostener la anterior”, expuso el dirigente enrolado en la CGT del Valle.

Según Núñez, las empresas en diciembre pasado tendrían que haber ajustado, por inflación, un porcentaje que no fue liquidado en ninguna quincena de enero. “Es parte de una clausula de revisión que tiene nuestro convenio. Ni eso siquiera cumplieron los empresarios; para los que plantean que actuamos irracionalmente y que somos extorsionadores. Los salarios de nuestros trabajadores habían quedado bajo la línea de pobreza y, como parte de la negociación, se pidió un diferencial de ajuste que rondaba los $300.000. No lo pudimos lograr y quedamos estancados en esta situación”, sostuvo el sindicalista.

“Más allá de lo que dicen desde el sector empresario, hay cuestiones que hacen que las empresas no quieran trabajar, ni otorgar los aumentos. Muchos atribuyen a que los precios están deprimidos, que los frigoríficos están stockeados de mercadería, que no hay ventas para las tallas del langostino que se está pescando en Rawson y otros dicen que están especulando por una posible devaluación en marzo”, agregó Núñez, quien el último lunes anunció a los delegados que si las empresas no accedían a las pretensiones salariales se daría inicio a un paro general en toda la actividad.

Lo cierto es que en las últimas horas, algunas empresas vinculadas a CAPIP comenzaron a notificar a los trabajadores eventuales que cesaban las contrataciones y a los empleados efectivos de temporada y contratados por tiempo indeterminado que quedaban suspendidos por 20 días tras no haber acatado la conciliación obligatoria.

Luis Núñez Apuntó Contra Las Empresas Y Aseguró &Quot;Que No Quieren Trabajar&Quot;

“La especulación empresaria no da para más”, dijo por su parte el representante del STIA. Y agregó: “Hay un grupo de empresarios que se han puesto de acuerdo para no pagar los incrementos que tenían comprometidos con los sindicatos. Nosotros no tenemos nada que ver con las especulaciones que hacen ellos. Afectan a todo el mundo que depende de esta actividad. Tiene que haber un compromiso de las empresas para cumplir con sus obligaciones y no a salir a mentir o pedir que se cierre la actividad”.

“Nosotros pedimos que ellos cumplan lo establecido en la conciliación. Más allá de las cosas que ellos digan de nosotros, los que no cumplieron nunca fueron ellos, lo podemos probar. Hubo una empresa que, a modo de provocación al sindicato, les dio a parte de sus trabajadores el aumento que estábamos solicitando. Eso fue a efecto de generar un problema interno para después no convocar a los trabajadores. Están buscando conflicto de cualquier forma; se lo manifestamos a las autoridades del Gobierno”, sumó.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días