martes, 23 abril, 2024

Vía Crucis en Puerto Madryn: tanto en la tierra como en el cielo

El XX Vía Crucis Submarino de Puerto Madryn con la energía y emoción de siempre involucrando temas de la problemática del presente de la región.

Nueva edición del Vía Crucis Submarino

Vía Crucis en Puerto Madryn: tanto en la tierra como en el cielo.

Esta bendita tierra no da descanso y tampoco lo promete para los próximos meses.

Al momento de diagramar este pretencioso amontonamiento de palabras en las que ofrecemos una visión particular de la realidad, son múltiples los temas que la realidad social, económica y política nos proponen.

Hoy les pedimos una sincera disculpa a los Héroes de Malvinas, porque ese sentimiento de patria que los alentó en las islas, pareciera hoy estar en dudas pero solo por una parte del gobierno del país  y en esta columna, la de hoy, ese tema  no será parte de este contenido. Reiteradas disculpas.

Otros, no tan importantes, tampoco.

Desde el nuevo round en la pelea provincias vs. Milei por la afectación de fondos para los jubilados, hasta el tarifazo impulsado por el gobierno nacional para la luz y el gas podrían ocuparnos largamente. Reclamando desde el dolor, la impotencia y la predicción de bolsillos vacíos. Tampoco nos extenderemos allí.

Vía Crucis de Puerto Madryn: emoción de multitudes

Vía Crucis De Puerto  Madryn: Emoción De Multitudes
Vía Crucis de Puerto Madryn: emoción de multitudes

En esta oportunidad hemos decidido quedarnos en la realización del Vía Crucis Submarino de Puerto Madryn en su vigésima edición que nuevamente fue un enorme convocante para los católicos practicantes, pero también un contundente cimbronazo para quienes no lo son y creyendo asistir a un evento del calendario turístico y religioso provincial, se encontraron con eso y muchísimo más. Y no fue la primera vez.

En realidad, al permanente estado de espiritualidad que provoca rememorar la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, los organizadores y la flamante Diócesis de Rawson le sumaron una propuesta de incluir las ideas y principios que la Iglesia del Papa Francisco ha logrado acertadamente instalar y priorizar.

Xx Edición Del Vía Crucis Submarino.
XX Edición del Vía Crucis Submarino.

Sin ser ni pretender, ni por asomo, ser analistas del discurso eclesiástico del momento, pero  siendo un medio con más de 20 años observando y contando la actualidad, algunos momentos del Vía Crucis han sido movilizantes no solo del espíritu sino también de las ideas, que deben armonizar con los bondadosos principios que se promueven para ser consideradas “buenas”.

Las buenas ideas provienen de las mejores espiritualidades para que ese pensamiento sea solidario  en amplitud, generoso, tolerante, caritativo, empático, solo para enumerar algunos atributos que hoy resultan fundamentales.

Ya que en un texto debemos ordenar de alguna manera la redacción, en este caso hemos preferido traer en palabras aquellos momentos que mayor impacto nos han provocado de manera personal y siendo la presente una comuna de opinión, sabrán disculpar ser autorreferenciales.

Vía Crucis Submarino: impulsar la “Conversión ecológica”

Se produjo durante un tramo del Vía Crucis la encendida defensa de los recursos naturales y su protección, entendidos como un bien provisto por Dios a la humanidad y no solo para beneficios de algunos, así fue la lectura personal de la reiterada expresión de “conversión ecológica”, como convocó San Juan Pablo II en su momento y  que desde los parlantes se convocaba a expresar a viva voz.

“Laudato Sí” del Papa Francisco.

Un poderoso mensaje que incluyó la referencia a de la Carta Encíclica “Laudato Sí” del Papa Francisco sobre el cuidado de la Casa Común. 

“Esta hermana clama por el daño que le provocamos a causa del uso irresponsable y del abuso de los bienes que Dios ha puesto en ella. Hemos crecido pensando que éramos sus propietarios y dominadores, autorizados a expoliarla. La violencia que hay en el corazón humano, herido por el pecado, también se manifiesta en los síntomas de enfermedad que advertimos en el suelo, en el agua, en el aire y en los seres vivientes.” define el Papa Francisco, y este pensamiento estuvo presente en el Vía Crucis Submarino.

Encíclica Laudato Si. Papa Francisco.via Crucis Puerto Madryn
Encíclica Laudato Si. Papa Francisco

Así resonaba en la costa del hermoso Golfo Nuevo, otro mar, como aquel de Galilea en el que Jesús caminó.

La iluminada cruz portada por los buceadores salía del agua y el pedido de “conversión ecológica” se escuchaba repetido entre los miles de asistentes. Emocionante por cierto y disruptivo para muchos y muchas. “Conversión ecológica” una y otra vez.

Abuso sexual, violencia y las guerras también presentes

Durante el tránsito entre las estaciones del Vía Crucis también se hizo presente otro tema sensible y central en la vida de la Iglesia y de la sociedad: el abuso sexual y la violencia de género.

Contundente posicionamiento de la Iglesia para denunciar su existencia, no relativizar su lamentable propagación y convocar a enfrentarse en una lucha definitiva para erradicar y castigar a los responsables.

Vía Crucis De Puerto Madryn.  Instante En La Cruz Es Ingresada Al Mar.
Vía Crucis de Puerto Madryn. Instante en la cruz es ingresada al mar.

No callarse, denunciar, no mirar para otro lado es  un reclamo para la sociedad y un sostén para las víctimas y sus familias.

También se habló del hambre, del horror de las guerras incesantes  que matan por millones en el planeta.

Sonaba Calle 13 y León Gieco le pedía a Dios con el coro de una ciudad, que “la guerra no sea indiferente”, mientras el sentimiento de hermandad sobrevolaba el momento.

Son buenas señales en tiempos de desesperanza y fragmentación, que también propone un compromiso socio político de la Iglesia con pobres, excluidos, abusados, desplazados, enfermos, despedidos, que también sirve para que quienes la luchan y la pelean a diario sientan que estan en la mejor compañía.

Últimas notas más leídas
No data was found

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días