martes, 6 diciembre, 2022
Urgente:

Hoy: “sexteo” en los adolescentes y la libertad sexual

Una columna que tiene por objetivo acercar generaciones. Seguimos conociendo término relacionados al “sexting”. Y sobre la libertad sexual que, en Argentina, se establece a partir de los 13 años en el Código Penal. ¿Lo sabías?
Sociedad

Una nueva entrega de esta columna que ya genera polémica, pero también la posibilidad de preguntarnos sobre nuevas prácticas que trae consigo la virtualidad. El objetivo de Uniendo Generaciones es mostrar de qué se habla hoy en las calles, en las escuelas, en las casa y qué no. Los silencios son parte de la información. Donde hay una práctica y no se habla es muy difícil alcanzar a comprender sus peligros o, en su defecto, sus códigos.

Hoy seguimos desentrañando términos tales como “Sexteo”. ¿Qué es? Es el texto o la imagen que se pasa a través de las redes sociales o mensajería de una persona a otra, con mensaje explícito sexual. Es una práctica que se relaciona con nuestros derechos sexuales, donde la privacidad, nuestra vida sexual y nuestras elecciones tienen protagonismo. Y de ahí la pregunta: ¿A partir de qué edad puede una persona hacer uso de su libertad sexual para realizar estas prácticas?

Cuando se analizan los datos estadísticos, hay varias cuestiones a tener en cuenta. Esto nos da una idea de la importancia delos códigos entre quienes acuerdan este tipo de relaciones, donde la tecnología es el medio de comunicación. Existen varias acciones en un intercambio de imágenes de desnudos: enviar un sexteo, recibir un sexteo o reenviar un sexteo sin autorización de la persona involucrada. Y es ahí donde ingresa el temor.

En la práctica del «sexting» es indispensable respetar la privacidad de un otro, el consentimiento de las personas que lo practican. Es la ruptura de la confianza depositada en un otro el hecho que después trae consigo las peores consecuencias como la viralización de un desnudo donde pueden identificarnos.

La libertad sexual

Si hasta acá empezaste a recordar todas las veces que mandaste una imagen donde mostraste partes de tu cuerpo a otras personas y estás repasando mentalmente si tapaste tu tatuaje, vamos por más y nos metemos en el terreno de los más jóvenes. ¿Por qué? Porque es una práctica común entre los adolescente. Sí, aunque no te lo digan.

Informe de UNICEF respecto a la libertad sexual en Latinoamérica.
Informe de UNICEF respecto a la libertad sexual en Latinoamérica.

Con la pandemia esto se multiplicó por una gran cantidad de veces, tantas como nuestro desconocimiento como padres, tutores o personas allegadas tenemos respecto a estas temáticas.

¿Polémico? Puede ser. Como lo es también que nuestro Código Penal habla de la libertad sexual a toda persona con experiencia sexual, desde los 13 años. A la pregunta: ¿pueden practicar «sexting»? La respuesta es sí, si cuenta con su consentimiento.

¿Cómo? Sí, como lo leen, pero también como lo explica el fiscal general y punto de apoyo de esta columna, Carlos Richeri:

Muchos creen que el sexting está prohibido o que debería prohibirse. Hay quienes consideran que debe enseñarse y que los Estados deben dar las herramientas para un “sexting seguro”. Incluso existen casos como los de México, donde generó mucha polémica la campaña #DalelaVueltaalSexiting por su crudeza, pero no hace más que mostrar una realidad si no se respetan los códigos de esta práctica.

¿Más detalles? El fiscal Richeri habló con Canal 12 Web al respecto. Mirá lo que dijo:

El «sexting seguro» en el mundo

Decíamos que en la era de la digitalización y la virtualidad ya no existen fronteras para este tipo de problemáticas. Sin ir más lejos son las grandes compañías las que se suman para crear consciencia. Es parte de nuestros derechos, pero es preciso que los más jóvenes estén al tanto de cuáles son los riesgos y que pueden contar con nosotros para buscar soluciones. Pero, como siempre, lo principal es prevenir.

El «sexting» es una práctica de riesgo que puede provocar problemas, nos dicen en un trabajo de Pantallas Amigas e impulsado por Google, con la colaboración del INAI, REDIM, Canal del Congreso, DIF Nacional, InfoDF y SIPINNA. Y en el listado de problemas ubican: «daños al honor y a la propia imagen; pérdida de intimidad y privacidad; sextorsión: personas que te chantajean por esas imágenes; ciberbullying: personas que te acosan, insultan y molestan; o la implicación en delitos de pornografía infantil si eres menor de edad.

Desde esta columna también sumamos problemas de bullying, violencia de género, coerción, chantaje y acoso. Las consecuencias pueden ser graves o gravísimas, llegando a límites como el suicidio.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días