martes, 6 diciembre, 2022
Urgente:

Uniendo Generaciones. Hoy: Sexting seguro

Hablar de sexting seguro, ¿es posible? ¡Claro que sí! Seguimos con nuestra columna y hoy nos dedicamos a cuidarnos.
Sociedad
Sexting seguro y el valor de la confianza.

Hablar de sexting seguro, ¿es posible? ¡Claro que sí! Seguimos con nuestra columna que hoy nos dedicamos a las herramientas, los consejos y todo aquello a lo que podemos echar mano para protegernos, protegerlos y ser más precavidos.

Ya hablamos de la libertad sexual de los adolescentes y manejamos una terminología en común. Ahora bien, ¿cómo podemos asesorar a las nuevas generaciones que practican el “sexting”? Suena fuerte, pero tenemos que hacernos a la idea (y poder asumirla), que es una práctica común en los adolescentes.

A la hora de realizar las imágenes

Hay algunos secretos: fondo liso, sin rostros, cero marcas de nacimiento, tatuajes o algo que pueda identificarnos. Es parte de los elementos a tomar en cuenta.

Ya dejamos en claro que la mejor estrategia no es prohibir sino hablar y despejar dudas. La información vuelve a ser vital para evitar problemas, inconvenientes y ponernos en peligro. Volvemos al fiscal general Carlos Richeri que, en su diálogo con Canal 12 Web, nos trae claridad en la temática:

Otro “secreto” es aprender a borrar los metadatos de nuestro dispositivo, utilizar aplicaciones que no permitan la captura de imágenes o que autodestruyan ese material que enviamos. Ya hablamos de los peligros que puede traer aparejado el sexting, pero vamos a profundizar un poco más. Una de las principales complicaciones que trae consigo es la viralización de esa imagen de un desnudo. Y el fantasma del Grooming siempre está presente.

Recomendaciones para un sexting seguro.
Recomendaciones para un sexting seguro.

Puede ser porque la persona de nuestra confianza, con quien convenimos intercambiarnos fotos o videos de contenido sexual, comparta el material con un tercero; puede no hacerlo a propósito y simplemente perder el celular, que otro lo tome y se desate la viralización cuando las comparta. No queda por fuera la posibilidad de un robo de imágenes con herramientas informáticas o una captura.

Todo esto es parte de un conjunto de herramientas que tenemos para preservarnos. Pero, ante todo, debemos tener en claro que no podemos romper con la confianza del otro, no podemos ni debemos reenviar sin consentimiento de la persona que emite este mensaje textual o visual.

El escrache no es sexting seguro

Sería una falla creer que los adolescentes no tienen herramientas de protección. Incluso en los grupos de chicas y chicos existen métodos que a veces pueden convertirse en ese remedio que empeora las cosas: el “escrachar” a quien rompe con los códigos.

Ser “escrachado” por sexting tanto en solicitud como en envío es también parte de la problemática que deja a adultos por fuera y puede generar trastornos en los y las adolescentes.

No hablarlo es un facilitador de estos inconvenientes de los cuales muchos no encuentran solución y puede desatar una cadena infernal, haciendo que la persona viva un verdadero calvario.

¿Dónde denunciar?

Tenemos lugares donde denunciar situaciones como estas. En Argentina cuando las imágenes se distribuyen sin consentimiento, pordés asesorarte y acudir al Ministerio Público Fiscal. Pero para llegar a este punto ya debemos tener una fluidez para hablar con nuestros adolescentes.

De ahí otras preguntas que buscan respuestas… ¿Estamos preparados padres y madres para detectar estos problemas? ¿Están preparadas las instituciones educativas para detectarlos, actuar y prevenir sobre estos inconvenientes producto del sexting? Éste será nuestro próximo tema a desarrollar.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días