sábado, 25 mayo, 2024

Tamara Silva: las calles de Madryn vuelven a pedir Justicia por un femicidio

Familiares y amigos se movilizaron y realizaron una suelta de globos exigiendo "Justicia por Tamara Silva".

Pedido de Justicia. Familiares y amigos de Tamara Silva se movilizaron en las calles de Puerto Madryn.

Una movilización integrada por familiares y amigos de Tamara Silva, la joven de 21 años víctima de femicidio, se desarrolló en las inmediaciones del casco céntrico de Puerto Madryn. El crimen es materia de investigación por parte del Ministerio Público Fiscal, y sobre el único detenido, Gustavo Hernán Solvas, pesa una medida de prisión preventiva por el término de seis meses, mientras la Fiscalía y la querella buscan producir la prueba para elevar la causa a juicio oral y público.

Voces al viento

Poco después de las tres de la tarde del sábado y atravesados por un pronóstico de fuertes vientos y una temperatura que nunca superó los 15 grados, una veintena de personas -convocatoria que luego se incrementó- se aprestó en las inmediaciones de la Plaza San Martín, en el corazón del casco céntrico de la ciudad, para hacer oír todas las voces convocadas por el trágico hecho que se desató el pasado 12 de mayo: las de familiares, amigos e incluso vecinos y vecinas que debieron volver a esgrimir el eslogan “Ni Una Menos”, con su contrapartida inmediata y lamentable: “una menos”.

Homenaje y recuerdo activo

La manifestación partió desde la plaza central para trasladarse hacia los Tribunales de Puerto Madryn, donde una de las amigas de la víctima pronunció unas palabras y la sobrina de Tamara entonó una canción. Posteriormente, el grupo se dirigió hacia la Fiscalía, donde permaneció hasta culminar con una suelta de globos, recurso utilizado por algunos padres que han perdido a sus hijos y que simboliza que podrán encontrarse con ellos en la próxima vida.

Familiares De Tamara Silva Se Movilizaron.

Continúa la investigación

Por el femicidio de Tamara Silva hay un detenido: Gustavo Hernán Solvas, a quien los registros recabados por los investigadores ubican en tiempo y espacio durante varias horas junto a la víctima, la noche en la que fue asesinada.

La joven de 21 años, quien aparentemente estaba embarazada al momento de su muerte, presentaba una lesión craneal, compatible con la acción de un elemento contundente que le habría provocado la muerte casi inmediata: “traumatismo craneoencefálico con hemorragia en fosa posterior del cerebro”, de acuerdo a las pericias necrológicas.

Reminiscencias

Mientras se desarrolla la investigación y se lleva adelante la producción de la prueba, de cara a un eventual juicio oral y público contra el acusado, aguardan seis largos meses en los que, seguramente, las convocatorias se replicarán al igual que ocurrió con otro femicidio en la ciudad portuaria: el de Diana Verónica Rojas, asesinada un 17 de mayo de 2016.

Es decir, siete años antes, trazando un trágico paralelismo entre dos vidas perdidas, y una Justicia que en el caso de Rojas, logró cumplir con la expectativa de pena, pero nunca con el vacío impreso en la memoria activa de sus familiares y amigos. En este caso, la condena que pesó sobre el único autor condenado por la Justicia, el taxista Dante Donnini, fue la misma que implica la calificación que se le endilga a Solvas por el crimen de Tamara: prisión perpetua.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días