martes, 18 junio, 2024

"El locro" una tradición que hace patria

Hablamos con un chef para conocer la historia de este clásico guiso, a 214 años de la Revolución de Mayo, cuando se dieron los primeros pasos para la independencia argentina.

El sol del 25 viene asomando. "El locro" una tradición que hace patria

Este año se cumplen 214 años de la Revolución de Mayo, cuando entre el 18 y el 25 de mayo de 1810 se sucedieron en Buenos Aires una serie de acontecimientos políticos que llevaron a la conformación del Primer Gobierno Patrio. Este proceso significó dejar atrás la figura del virreinato y la dependencia con España. Hoy, conocemos la historia de un protagonista de esta fecha que renueva el sentimiento patrio de cada argentino, “El locro”.

Un poco de historia

&Quot;El Locro&Quot; Una Tradición Que Hace Patria
Javier Fulgenzi, chef

El chef Javier Fulgenzi nos cuenta cómo se creo “El locro”, un guiso que cada 25 de mayo hace patria. Sobre los comienzos de la receta es de tiempos precolombinos, en la zona de Perú, Bolivia, con ingredientes autóctonos que incluye maíz, zapallo y papa, destacando que el verdadero locro llevaba papa. Además relata que lo hacían en ollas populares, y que lleva cocciones largas con porotos por lo que la gente iba a cosechar y era su alimento cuando volvía a casa.

Con la llegada de los españoles, también llegan los esclavos africanos en el Río de la Plata que trabajaran en los matarifes a quienes se les pagaba con achuras, ahí es donde se suma a la olla cabezas de cerdo, y achuras de vaca como lo es el mondongo. Además sobre la receta destaca que en Argentina se le suma una salsa picante a base de ají, y que la base de nuestro locro es el zapallo, ingrediente que le da ese sabor especial.

Sobre los gustos de los valletanos chubutenses, Javier cuenta que le piden que el locro sea sin mondongo, y que ahora se le suma panceta ahumada, algo que no era accesible para “el pueblo” en los comienzos de esta tradición.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días