lunes, 26 febrero, 2024

Otorgaron la libertad a un imputado y no le ponen tobillera electrónica

El imputado recobró su libertad; debe presentarse semanalmente en sede judicial; tiene prohibición de asercamiento; no tiene tobillera electrónica.

La fiscal solicitó, ante la imposibilidad de conseguir una tobillera electrónica, que se mantenga la prisión preventiva.

Gonzalo Toledo es imputado por el delito de amenazas agravadas contra su pareja. Luego de una revisión de la prisión preventiva, la jueza penal Raquel Tassello dispuso la libertad del imputado pero sin una tobillera electrónica que pueda brindar seguridad a la víctima. Se puso como condición para esta medida que realice presentaciones semanalmente ante la Agencia de Supervisión y rige una prohibición de acercamiento y/o contacto con la víctima.

Si Toledo incumple con las medidas, volverá a la prisión preventiva. Sin tobillera electrónica o botón antipánico, ¿quién o de qué forma van a asegurar que las medidas se sumplen y, por consiguiente, el resguardo de la víctima?

No solo se lo obliga a presentarse semanalmente ante la Agencia de Supervisión, sino que tienen terminantemente prohibido acercarse a la víctima, a su domicilio o en la vía pública o de contacto con ella por cualquier medio. Caso contrario, se le revocará la medida sustitutiva dispuesta y Toledo volverá a cumplir prisión preventiva.

Faltante de tobillera electrónica

Quien presidió la revisión fue la jueza penal Raquel Tassello; el Ministerio Público Fiscal fue representado por María Laura Blanco; en tanto que la Defensa del imputado fue ejercida por Gustavo Oyarzun, defensor público. También se encontraban presentes en la sala la víctima, acompañada por una profesional del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito, y familiares del imputado.

La fiscal solicitó, ante la imposibilidad de conseguir una tobillera electrónica, se mantenga la prisión preventiva que cumple Toledo por el término de un mes, esperando que en dicho plazo se consiga la tobillera.

Desde el área de Acceso a la Justicia, dependiente del Ministerio de Gobierno y Justicia provincial, expresó que no hay fecha cierta para la reposición de una Notebook necesaria para la activación de la tobillera electrónica.

Ante esta situación, el defensor solicitó la libertad de su defendido con presentaciones y prohibición de acercamiento y contacto con la víctima y alternativamente su arresto domiciliario.

Finalmente, la jueza penal dispuso la libertad del imputado. En caso de incumplimiento, se le revocará la medida sustitutiva y se le dictará nuevamente su prisión preventiva.

Una vez más, la falta de tobilleras en Chubut se plantea como una problemática sin solución en el corto plazo. No es la primera vez que se otorga la libertad a personas que tienen denuncias por casos de violencia de género sin un resguardo cierto para las víctimas.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días