viernes, 1 marzo, 2024

Realizaron el primer trasplante de ojo humano completo en el mundo.

La cirugía del ojo completo marca “un tour de force técnico”, dijo el David Klassen, director médico de United Network for Organ Sharing.

Trasplante de ojo humano completo

La ciencia progresa a pasos agigantados, abriendo nuevas posibilidades que anteriormente parecían inimaginables. En un destacado logro médico, un equipo de cirujanos estadounidenses llevó a cabo con éxito una intervención en el rostro de un hombre que había sufrido un accidente, marcando así un hito significativo en el ámbito de la medicina: el primer trasplante completo de ojo humano en la historia mundial. Este avance no solo representa un triunfo técnico sin precedentes, sino que también ofrece una visión prometedora para el futuro de los trasplantes y la recuperación de funciones vitales.

Aaron James fue víctima de un accidente con líneas de alto voltaje. La cara y parte de su ojo izquierdo quedaron destruidos por complejo, lo que llevó a los cirujanos a intentar realizar esta inédita cirugía. La hazaña constituye un gran avance respecto a los trasplantes de cara.

Se siente bien. Todavía no tengo ningún movimiento en mi párpado, todavía no puedo parpadear. Pero ahora estoy sintiendo sensaciones”, dijo James luego de su operación y agregó: “hay que empezar por algún lado, tiene que haber una primera persona en algún lado”. Los trasplantes de córnea en la actualidad, este tipo de trasplantes son comunes para tratar ciertos tipos de pérdida de visión. Sin embargo, nunca se había trasplantado todo el ojo entero (el globo ocular, su suministro de sangre y el nervio óptico crítico que debe conectarlo con el cerebro).

Un Hombre Recibió El Primer Trasplante Completo De Ojo Humano En La Historia

Este hecho nos sitúa un paso adelante en lo que respecta a la cura de la ceguera. Sin importar lo que pase, la cirugía de James significa un gran avance. “No pretendemos restaurar la vista. Pero no tengo ninguna duda de que estamos un paso más cerca “, dijo el doctor Eduardo Rodríguez, jefe de cirugía plástica de la Universidad de Nueva York, quien dirigió el trasplante. Muchos de los especialistas tenían dudas en lo que respecta a la “adaptación” del nuevo ojo. Pero, cuando Rodríguez abrió el párpado izquierdo de James, el ojo donado tenía un buen flujo sanguíneo y no había ningún signo de rechazo. Ahora, el obstáculo es cómo hacer que vuelva a crecer el nervio óptico. “Estamos realmente al borde del precipicio de poder hacer esto”, agregó el doctor Jeffrey Goldberg, catedrático de oftalmología de la Universidad de Stanford.

El accidente James estaba trabajando para una empresa de líneas eléctricas en junio de 2021 cuando recibió una descarga eléctrica por un cable con corriente. Su ojo izquierdo dañado le dolía tanto que tuvo que extirpárselo. Luego del trágico suceso, llevar la vida de antes se volvió una misión difícil de afrontar. Por mucho tiempo, debió respirar y alimentarse por sondas. “En su mente y en su corazón, es él, así que no me importaba que no tuviera nariz. Pero sí me importaba que eso le molestara”, dijo su esposa, Meagan James.

Los trasplantes de cara siguen siendo raros y riesgosos, pero James no perdía nada con intentarlo. Tres meses después de ser incluido en la lista de espera nacional de trasplantes, se encontró un donante compatible. Durante la operación de 21 horas de James, los cirujanos agregaron otro giro experimental: cuando unieron el nervio óptico donado con lo que quedaba del original de James, inyectaron células madre especiales del donante con la esperanza de estimular su reparación. “Aunque no hay visión, hemos cruzado una barrera que muchos no creían posible. Nunca se ha intentado nada parecido. Ni siquiera hay ninguna ciencia publicada en la literatura que pueda indicar cuál podría ser el resultado de tal trasplante”, cerró Eduardo Rodríguez.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días