jueves, 30 mayo, 2024

Álvarez de Celis denunció que en Chubut “hubo adelantos financieros posiblemente asociados a la corrupción”

El coordinador del equipo de Infraestructura apuntó a empresarios “que estaban mal acostumbrados”; dijo que los adelantos podrían estar asociados a la corrupción; y sostuvo que la obra pública estaba parada en la provincia.

Fernando Álvarez de Celis se refirió a los adelantos de obra que se pagaron sin que se ejecutaran.

Fernando Álvares de Celis, coordinador del equipo de Infraestructura de Chubut, apuntó contra el sistema de adelantos financieros que se aplicaba en la provincia sin que hubiera avances de obra pública. En declaraciones al programa Activemos, por FM Del Viento, alertó que una vez finalizada una auditoría externa avanzarán con denuncias formales ante la Justicia.

El fantasma de la corrupción

“La provincia del Chubut tenía un déficit de obra pública espantoso, con casos de corrupción que todos conocemos”, afirmó el funcionario que cuenta con la experiencia en el área por su tarea durante la gestión nacional de Cambiemos. Puntualizó sobre “los casos que denunció fuertemente el gobernador Ignacio Torres que tienen que ver con los adelantos financieros a empresas constructoras”.

Para graficar la situación, tomó el ejemplo de una constructora de Puerto Madryn que “cobró muchísimos adelantos financieros y no avanzó con las obras”. Por lo tanto, advirtió el funcionario, “se están haciendo todas las auditorías para ir a la Justicia”.

Sobran los ejemplos

Repasó Alvarez de Celis el anuncio de impulso de la Ley de Transparencia de Obra Pública que hizo Torres “desde la Casa de Gobierno, cuya obra tuvo dos adelantos financieros y está totalmente destruida”. Agregando que “así podemos tener también la línea de alta tensión que va de Comodoro a Camarones; se dio un adelantó financiero enorme y no se empezó. Y tenemos obras de ese estilo por toda la provincia paralizadas, ni hablar de la ruta Trelew-Madryn”.

En el caso de la obra de la línea entre Comodoro y Camarones, “tuvo un adelanto financiero de 60 millones de pesos, son montos importantes. Pero son unas 40 obras en la provincia en las que no se avanzó. En Comodoro se iba a hacer la planta de tratamiento sobre el mar, se pagó adelanto financiero y no se concretó; con el azud del Fontana lo mismo. Son un montón de obras políticamente vendidas y ahora aparece el discurso de se van a paralizar pero nunca arrancaron”, insistió Alvarez de Celis, señalando además que “son adelantos financieros posiblemente asociados a la corrupción”.

Sin control interno

Corrupción: El Gobernador Ignacio Torres Cuando Realizó Un Recorrido Por La Obra De Casa De Gobierno.
El Gobernador Ignacio Torres Cuando Realizó Un Recorrido Por La Obra De Casa De Gobierno.

“Chubut tiene muy poca obra pública, se ejecutó poquísimo en los últimos cuatro años y encima lo poco que se hizo se hizo muy mal”, evaluó el coordinador de Infraestructura.

A todo esto, cuestionó que los organismos internos de la provincia “no ayudaron mucho a que esto no pase”. Por eso, la actual gestión solicitó una auditoría de corte a la Auditoría General de la Nación para que haga un control de las obras y los adelantos financieros.

Empresarios mal acostumbrados

Ante la cuestión de un posible detenimiento de obras, Alvarez de Celis graficó que “el otro día hablé con un empresario que quería parar una obra y estaba certificada por Nación y estaba en orden; le dije que para parar tenía que tener dos meses de incumplimiento de Nación y mandar una carta documento”.

Pero ocurre que “muchos empresarios estaban muy mal acostumbrados a hacer lo que querían. No se puede parar una obra porque ´creo que Milei va a dejar de pagar´. Tenés que seguir invirtiendo y en el momento que incumpl,a accionar para que te paguen lo que hiciste. Hay empresarios que por las dudas pararon las obras y dejaron gente en la calle, caso de la ruta Comodoro-Caleta, donde el empresario empezó a levantar en diciembre antes que asuma Milei y lo hablamos con la Uocra y logramos revertirlo porque la obra estaba al día”.

“El Estado no penalizaba”

Álvarez de Celis quiso mostrar las diferencias de lo que ocurría en materia de obra pública y la visión de la nueva gestión de Torres, señalando que ante todos esos incumplimientos “el Estado no penalizaba”.

Contrapuso que recientemente mantuvieron una reunión con el equipo de Obras Públicas de Nación y “vimos el caso de las viviendas de Trelew que se iban a parar y estaban pagas hasta noviembre; los empresarios decían que no iban a comenzar y técnicamente la obra tenía que seguir y hubo un compromiso fuerte de Nación y una gestión de Torres de ir a Buenos Aires y reclamar y ver iniciativas para que esto sea sustentable”.

A todo eso, hizo especial hincapié en que “tenemos un país donde la vivienda se regala. Alguien que recibe una vivienda no puede ser que no la quiera pagar y que sea un regalo, es un esfuerzo de toda la sociedad y tiene que devolver para que se puedan construir más viviendas”.

“El que no cumple será sancionado”

Retomando la postura de transparencia en la obra pública, el funcionario expuso que “no vamos a prejuzgar a nadie”, pero “vamos a hacer una auditoría de corte, estudiar cada caso y vamos a hacer algo que ya existe en la ley de Chubut: la sanción a los empresarios. Hay un registro de constructores en la provincia y el que no cumple debe ser sancionado. Hubo cero sanciones hasta acá”.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días