jueves, 25 julio, 2024

Macabro hallazgo: Una mujer fue sorprendida viajando en un micro con cuatro cráneos en la valija

El procedimiento se realizó en el puesto de Aduana del cruce del Puente Internacional San Ignacio de Loyola para ingresar a la Argentina. el equipaje que era propiedad de una ciudadana venezolana nacionalizada argentina, que viajaba en el micro con destino a Buenos Aires.

Macabro hallazgo: Una mujer fue sorprendida viajando en un micro con cuatro cráneos en la valija

Este viernes, un singular y macabro hallazgo realizaron agentes de la Aduana en un control de micros internacionales de larga distancia, en Clorinda, provincia de Formosa, cuando interceptaron a una pasajera procedente de Paraguay y que llevaba en su valija cuatro cráneos humanos.

El procedimiento se realizó en el puesto de Aduana del cruce del Puente Internacional San Ignacio de Loyola para ingresar a la Argentina. El asombro del personal fue total, cuando una de las valijas pasó por el escáner de equipaje y en la pantalla se pudieron ver los cuatro restos óseos.

A raíz de esto, se realizó el control físico del equipaje que era propiedad de una ciudadana venezolana nacionalizada argentina, que viajaba en el micro con destino a Buenos Aires. Entonces fue que se encontraron los cuatro cráneos humanos completos, algunos, incluso, con maxilares y dentadura, entre los objetos personales de la mujer.

Los restos humanos no pueden ser trasladados como si fueran efectos personales comunes, por lo que la mujer estaba cometiendo una flagrante infracción al régimen de equipaje.

La mujer, al ser interrogada por agentes de la Dirección General de Aduanas-AFIP, aseguró que los restos estaban siendo ingresadas a la Argentina para posteriormente ser enviadas a EE.UU., donde serían sometidas a estudios científicos. Por otra parte, aseguró que las había adquirido en un cementerio y presentó una documentación que está siendo verificada por las autoridades.

Además, argumentó que los profesionales tendían a elegir este tipo de cráneos por estar completos y tener antepasados europeos, lo cual resultaba atractivo por su morfología, anatomía y aspectos de interés médico y antropológico.

Por contraparte, desde la Aduana se estima que podrían estar destinados a ser usados en rituales religiosos o vendidos a coleccionistas ya que la venta de este tipo de objetos en el mercado negro puede ascender a miles de dólares y tienden a ser comercializados mediante subastas online.

Los objetos quedaron secuestrados y si bien no se judicializó el hecho, en principio se encuadró como una infracción a la Ley N° 22415 del Código Aduanero.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días