sábado, 13 julio, 2024

Evitó un control, casi atropella a una policía, huyó, lo persiguieron y chocó contra una casa

Fue en Puerto Madryn. Además, en su intento por evadir una posible alcoholemia, casi pisa a una policía.

Alcoholemia positiva y una persecución de película

La secuencia se repite todo los fines de semana. Son muchas las personas que ante un control policial, y para evitar las consecuencias de una alcoholemia positiva, tratan de evadirlo, pero no con tantos incidentes como los protagonizados por un joven de 24 años esta madrugada. No solo trató de evitar soplar la pipeta sino que casi embistió a una policía, emprendió una huída que devino en persecución, chocó contra una vivienda y se salvó de la ira de su propietario gracias a la misma Policía que trataba de atraparlo.

Según el parte policial, cerca de las 3 de la madrugada, cuando realizaban un control vehicular en la intersección de Avenida Gales y Tierra del Fuego, observan un Chevrolet Corsa gris que se dirigía hacia el oeste a muy alta velocidad. El personal involucrado en el lugar comenzó a realizar señas para que el conductor detenga su marcha. La reacción del mismo fue todo lo contrario: frenó y giró abruptamente con dirección norte.

En ese lugar se encontraba una oficial de policía, quien comienza a realizar ademanes para que se detenga, pero no lo consigue. Todo lo contrario, porque el joven acelera y la mujer logra evitar que la atropelle. La huida comienzó hacia calle Sarmiento y se transformó en una persecución cuando un movil policial comienza a seguirlo. Detrás de él, la grúa policial, un móvil de transito municipal y de la Agencia Provincial de Seguridad Vial.

Persecución y choque

La persecución se extendió por 15 cuadras y se detuvo cuando el vehículo en huída chocó contra un árbol y una casa, ubicada en la intersección de Estivariz y Santa Cruz. Cuando llegó el móvil policial se encontró con otra situación: el propietario de la vivienda agredía al joven conductor.

El dueño de la casa impactada por el vehículo se encontraba afuera con su pequeño hijo. Hizo descender al conductor y comenzó a agredirlo físicamente. Fueron los propios efectivos policiales que lo perseguían quienes frenaron la situación, y lograron la aprehenderlo finalmente, salvándolo de la furia del vecino damnificado.

En el lugar se le realizó el control de alcoholemia, el cual arrojó un resultado de 1.32 g/l. Posteriomente, se labró un acta de infracción y se lo trasladó a la dependencia policial conforme a la disposición del fiscal de turno.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días