miércoles, 29 mayo, 2024

Pirotecnia: La pesadilla de las mascotas

Ordenanza Municipal, el uso, la venta y distribución de estos productos se encuentra prohibido.

Pirotecnia: La pesadilla de las mascotas

Transitando el cierre del mes de diciembre y como cada año para estas fechas, la pirotecnia vuelve a ser tema de preocupación en las localidades chubutenses. Por Ordenanza Municipal, el uso, la venta y distribución de estos productos se encuentra prohibido, y pese a que casi la totalidad de los comercios acatan correctamente la normativa, la clandestinidad se ha convertido en el mercado principal en donde se pueden adquirir estos productos. 

La prohibición del uso de la pirotecnia no es una medida arbitraria, se trata de una normativa que busca garantizar la paz para aquellos individuos que padecen la llegada de las celebraciones de fin de año por las detonaciones. Para ellos, la pirotecnia hace que las “Felices Fiestas” no tengan nada de la primera palabra, y poco de la segunda. 

Entre estos individuos se encuentran las mascotas, que más que animales, en muchos casos son una parte importantísima de la familia, aquellos que sufren cada diciembre por el uso de la pirotecnia: se esconden, tiemblan de miedo, huyen, se desorientan, entre otras situaciones. 

Pese a la prohibición vigente y los controles, la pirotecnia aún continúa siendo una constante en cada Navidad y Año Nuevo. 

Tras las celebraciones del 24 de diciembre, en donde sorprendió en número de detonaciones de elementos pirotécnicos, Canal 12 habló con la titular de Zoonosis de la Municipalidad de Trelew, Verena Dietz, quien brindó detalles de las situaciones que provoca la pirotécnia en los animales. Asimismo, recomendó la contención de cada animal de cara a la llegada de este Año Nuevo. 

Por su parte, la directora de Veterinaria y Abasto de la Municipalidad de Rawson, Noelia Sanchez, habló sobre las recomendaciones respecto a los animales en vistas a los festejos de este 31. 


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días