viernes, 14 junio, 2024

El dato surge del informe Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional 2022 dado a conocer este miércoles por la entidad.

América Latina y el Caribe, la región del mundo con la dieta saludable más costosa

Dieta saludable

Más de 130 millones de personas en América Latina y el Caribe no cuentan con los medios suficientes para acceder a una dieta saludable, la región tiene el costo diario más alto para alcanzar este tipo de dieta y las mujeres se ven más afectadas por la inseguridad alimentaria que los hombres en comparación con el resto del mundo, se reportó este miércoles a través del Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional 2022 publicado por Naciones Unidas.

La publicación revela que 131,3 millones de personas en la región no pudieron costear una dieta saludable en 2020, lo que representa al 22,5% de la población regional y significa un aumento de 8 millones con respecto al 2019.

El nuevo informe de Naciones Unidas Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional 2022 asegura que el 22,5% de las personas en América Latina y el Caribe, es decir unos 131,3 millones de personas, no cuenta con los medios suficientes para acceder a una dieta saludable.

En el Caribe, ese porcentaje se dispara hasta el 52% de la población mientras en Mesoamérica la cifra es del 27,8% y en América del Sur, del 18,4%.  

Esto representa un aumento de ocho millones con respecto al 2019, a raíz de un mayor costo diario promedio de este tipo de dieta en América Latina y el Caribe comparado con el resto de las regiones del mundo, llegando en el Caribe a un valor de 4,23 dólares, seguido de América del Sur y Mesoamérica con 3,61 y 3,47, respectivamente.  

La falta de acceso económico o asequibilidad de una dieta saludable observada en toda la región también está asociada a diferentes indicadores socioeconómicos y nutricionales.

“Hablamos de la región del mundo con la dieta saludable más costosa, lo que afecta particularmente a las poblaciones vulnerables, como los pequeños agricultores, mujeres rurales y poblaciones indígenas y afrodescendiente, las cuales destinan un mayor porcentaje de ingresos a la compra de alimentos”, explicó por su parte Rossana Polastri, directora regional del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola.

Polastri propuso “para revertir esta situación”, promover soluciones innovadoras que diversifiquen la producción y aumenten la oferta de alimentos saludables, mejorando el acceso de los pequeños productores a los mercados y los alimentos de calidad”. 

En el informe, se describe también cómo han funcionado algunos programas de protección social sensibles a la nutrición y que resultan imprescindibles para apoyar las dietas de la población más vulnerable, particularmente en situaciones de crisis. 


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días