sábado, 22 junio, 2024

En dos semanas despidieron a 85 trabajadores estatales travestis y trans

Se trata de un 10% del cupo alcanzado hace dos años en la Administración Pública Nacional a partir de la Ley Cupo laboral para personas travestis, transexuales y transgénero.

En dos semanas despidieron a 85 trabajadores estatales travestis y trans

Decenas de personas travestis, trans y transgénero sobrevivientes de todo tipo de violencias, que habían accedido a su primer trabajo formal gracias a la ley de cupo y otras políticas de inclusión, fueron despedidas en los últimos días a pesar de que el DNU 84/23 que dispuso la no renovación de contratataciones en el Estadolas protegía expresamente.

En ese marco, Cancillería aparece como un caso paradigmático dado que allí fueron cesanteadas 8 (34%) de las 23 personas contratadas por el cupo trans, según informaron a Somos Télam delegadas de ATE en ese ministerio.

Por otra parte, el Frente de Trabajadorxs Travesti Trans No Binaries informó en un comunicado que “los despidos a personas TTNB alcanzan a 85” casos, lo que significa que “se está despidiendo a casi el 10% del cupo alcanzado en 2 años y medio” en toda la Administración Pública Nacional. Según este relevamiento, la mayor cantidad de personas TTNB despedidas se encuentran en ANSES (20), Secretaría de Trabajo (28) y Secretaría de Desarrollo Social (13) del Ministerio de Capital Humano.

No obstante, otres referentes LGBTIQ+ como Say Sacayán del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL) cuestionaron la construcción de esas estadísticas y prefieren no arriesgar números, aunque coinciden en la gravedad de la situación y en que se está despidiendo a personas travesti trans sin ningún miramiento en todo el país.

“Quienes militamos hace muchísimos años sabíamos que esto iba a pasar porque sabemos quién es (Javier) Milei e incluso la diferencia que había con (Mauricio) Macri, o por lo menos con la gestión de Macri como presidente”, dijo a Somos Télam el activista trans Say Sacayán.

“A nosotres no nos asombra que venga a destruir todo lo que se ha construido durante tanto tiempo con las personas trans y travesti”, agregó el hermano de la principal impulsora de la pionera ley del cupo laboral trans bonaerense sancionada en 2015 que sirvió de inspiración a la legislación nacional de 2021.

Para Sacayán esta política pública resulta más vulnerable a gobiernos antipopulares y conservadores como el de Milei porque “no se aplicó como se debía y eso tiene que ver con que no se nos permitió a las organizaciones y activistas territoriales que hemos construido la ley y luchado para su sanción, trabajar sobre las contrataciones”.

Por su parte, María Rachid, referente de la Federación LGBT+, informó que “la semana próxima a más tardar” van a presentar un amparo colectivo por todos los despidos en el sector público haciendo especial hincapié en aquellos que no respetan el cupo trans y de discapacidad.

Además, van a interponer recursos individuales por la violación de la ley de cupo e impulsarán un pedido de informes en el Congreso Nacional sobre estas cesantías.

En primera persona

“Me despidieron el día miércoles 27 de marzo del año 2024 a la noche en pleno inicio de Semana Santa a través de un correo. No contemplaron en sí la ley de cupo laboral travesti trans”, compartió a Pesentes Bárbara Ubran. Ella es travesti y tiene 27 años. Empezó a trabajar en febrero de 2022 en una dependencia de la Secretaría de Trabajo de la Nación en la localidad pampeana de Santa Rosa a través del cupo trans.

El acceso a un empleo formal fue dificultoso a lo largo de toda su vida debido a la discriminación que existe hacia el colectivo travesti trans: primero al interior de sus familias, por lo que muchas deben abandonar sus hogares; luego en la escuela, lo que las lleva a no poder terminar sus estudios; y finalmente en el ámbito laboral. 

“Desde los 15 siempre estuvo presente la prostitución porque era lo único que había. Después estuve haciendo alguna que otra changuita, rebuscándomelas, estuve de bachera en algún lugar de comida o en algún kiosco. Pero siempre te pagaban la mitad de lo que le pagaban a los demás. Por la identidad de una dicen ‘ah, esta necesita plata a toda costa’”, graficó. En los últimos años su situación laboral “había mejorado un poco” -contó- ya que co-condujo un programa de televisión pública pampeano y trabajó en una biblioteca popular.

“Para mí el trabajo es súper importante porque en lo personal me dio el poder de luchar día a día, de querer aprender más, de vivir. Me daba una seguridad y una autovaloración a nivel personal muy grande. Me dignificó mucho el trabajo en sí”, subrayó. 


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días