miércoles, 22 mayo, 2024

Donde Javier Milei ve una traba, los gobernadores ven una oportunidad

Los gobernadores patagónicos impulsarán una agenda de desarrollo con sus legisladores en el Congreso, donde el Presidente no logra apoyos necesarios para las reformas que pretende impulsar.

Donde-Milei-ve-trabas-gobernadores-ven-oportunidad

Esta semana volvieron a reunirse los gobernadores patagónicos, en este caso en la CAME en Buenos Aires para lanzar el Consejo Patagónico de Desarrollo Económico. Pero fueron más allá y sentaron las bases de los debates que pretenden impulsar en el Congreso Nacional con los legisladores que responden a las seis provincias de la región.

Mientras el presidente Javier Milei sólo ve como traba el paso por el Congreso de sus reformar (fracaso de Ley Ómnibus y rechazo del Senado al DNU), los mandatarios provinciales advierten que la representación heterogénea en ambas cámaras implica “una oportunidad” para hacerse fuertes trabajando en unidad como región. Ya lo expresaron en aquel encuentro en Puerto Madryn donde mostraron fortaleza horas antes de sentarse con los ministros nacionales que tienen el objetivo de pavimentar el camino al acuerdo federal convocado por Milei para el 25 de mayo.

Donde Milei Ve Una Traba, Los Gobernadores Ven Una Oportunidad
Los Gobernadores Patagónicos Consolidan El Bloque Regional.

“Podemos discutir pero que no nos impongan nada”, dijeron los gobernadores de la Patagonia esta semana tras la reunión en la CAME. Y pidieron al Congreso poner los intereses de las provincias por encima de “cualquier mandato o disciplina de bloque”. La oportunidad fue propicia para volver a marcar el rechazo a la restauración de la quita por Ganancias y a la apertura de importaciones.

Gobernadores con bloque regional en el Congreso

Los gobernadores patagónicos impulsan una agenda propia, mientras que el Gobierno nacional se centra en una nueva versión de la Ley Ómnibus que, según afirmaron los mandatarios provinciales, todavía no recibieron ni siquiera el borrador.

“Por primera vez en mucho tiempo las provincias tenemos una centralidad política muy importante y tenemos que ser lo suficientemente inteligentes para llevarla al Congreso de la Nación”, dijo el gobernador Ignacio Torres a medios nacionales.

Como presidente del Foro de Gobernadores Patagónicos, consideró que “lejos de ser una debilidad esa atomización que hay en el Congreso, es una fortaleza como pocas veces en la historia”. Por eso, “el desafío de los legisladores nacionales es despojarse de prejuicios, de mezquindades partidarias y entender que los intereses de la Nación y de las provincias tienen que estar por encima de cualquier mandato o disciplina de bloque”.

Torres hizo hincapié en que “no va a haber muchas oportunidades como esta“. Y apuntando al ya conocido malestar que genera al Presidente tener que buscar consensos, agregó que “nadie se tiene que enojar, porque vivimos en un país federal y soberano, y el Congreso tiene que trabajar y tiene que debatir. El Congreso no es una escribanía, nadie se tiene que enojar porque alguien piense distinto a lo que dice el oficialismo. No se trata de traidores y patriotas”.

Gobernadores y legisladores nacionales con agenda propia

En la última reunión en Puerto Madryn, no solo se definió el Foro de Gobernadores Patagónicos, también se avanzó con un bloque regional de legisladores nacionales que comenzaron a armar una carpeta de proyectos (muchos de ellos ya presentados) vinculados con el desarrollo productivo de la región. La senadora chubutense Edith Terenzi fue la encargada del compilado y ya hay comunicación permanente a través de un grupo de whatsapp con los senadores y diputados nacionales que se comprometieron a formar parte.

 “Estos seis gobernadores y el resto de las regiones vamos a poner sobre la mesa esos debates que han sido relegados por muchísimo tiempo”, advirtió Torres. La intención es aprovechar la conformación actual del Congreso para impulsar proyectos que tienen como finalidad exponer las asimetrías del país y potenciar la matriz productiva de la región para generar empleo.

En esa representación legislativa heterogénea, los gobernadores ven una oportunidad. Por su parte, el presidente Javier Milei habló de “un nido de ratas”, al ver fracasar su proyecto de Ley Ómninus y el rechazo del Senado a su Decreto de Necesidad y Urgencia (aún falta que lo trate Diputados).

Varias serán las iniciativas que impulsarán los patagónicos en el Congreso con la expectativa de anteponer el interés regional por sobre los mandatos partidarios. Pero al mismo tiempo, irán marcando posicionamientos conjuntos, como lo hizo el fueguino Gustavo Melella, alertando que “la apertura de importaciones tiene un efecto muy negativo en las pymes” y que “se van a beneficiar cinco o seis empresas”. “Queremos pedirle al Gobierno nacional que tenga en cuenta a las pymes y desde la Patagonia queremos pedir un plan de desarrollo y de crecimiento”, agregó.

En la Casa Rosada hacen cuentas y no escapa al análisis que en el Senado el rechazo al DNU contó con el aporte de 15 de los 18 senadores patagónicos. Y que son 30 los diputados nacionales de la región en la Cámara Alta, donde todavía debe tratarse el decreto de Milei.

“Lo que muchos plantean como una debilidad del Gobierno nacional, que es el poco volumen parlamentario, en realidad es una fortaleza y una oportunidad para plantear una agenda federal, tener un esquema de prioridades y aprender de los errores”, dijo Torres apelando a una apertura dialoguista.

Con miras al acuerdo federal que propuso el Presidente, volvió a ponerse sobre la mesa una Ley Ómnibus reversionada, pero “no hubo un nuevo llamado y borrador formalmente enviado, no hay ninguno. Sí, hay puntos que se están trabajando. Si se sostiene este marco de diálogo hay muchos aspectos que se pueden avanzar”, anticipó Torres.


Suscribite a nuestro Newsletter

Últimas notas más leídas
No data was found

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días