domingo, 19 mayo, 2024

La marea roja se sigue expandiendo y se suma una nueva veda en Chubut

La decisión abarca a todas las especies de moluscos bivalvos y gasterópodos en distintos puntos de la costa Chubutense.

La marea roja se sigue expandiendo y se suma una nueva veda en Chubut

Este martes se sumó una nueva veda por marea roja en Chubut y la Secretaría de Pesca, resolvió mediante Circular N° 03/23-SsP-SP, suspender la extracción de todas las especies de moluscos bivalvos y gasterópodos (caracoles) en la zona de Puerto Lobos, Golfo San Matías. Es importante recordar que, hasta el momento, se encuentran vedados los golfos San José y Nuevo, así como la zona de Rawson.

La medida fue establecida ya que los resultados de los estudios arrojaron valores de Toxina Paralizante de Moluscos (TPM) superiores a las 400 UR., valores no aptos para el consumo humano, tal y como lo establece el Código Alimentario Argentino (CAA).

La vigencia de la presente disposición estará condicionada a los resultados de los análisis para la determinación de toxinas que se realicen a partir de la fecha, en el marco de los programas provinciales de Prevención y Control de Marea Roja y de Clasificación de Zonas.

Para más información vinculada al fenómeno de Marea Roja los interesados pueden ingresar al sitio web oficial.

¿Que es la marea roja?

La marea roja es la proliferación de ciertas microalgas productoras de biotoxinas, que son concentradas por moluscos bivalvos y gasterópodos cuando filtran el agua de mar al alimentarse; volviéndose extremadamente tóxicos para el ser humano. Ni el mar ni los moluscos contaminados cambian su color, olor ni aspecto y su cocción NO elimina la toxina.

Cabe destacar que la marea roja representa un peligro para la salud humana. Esto se debe a que organismos tales como moluscos bivalvos (almejas, mejillones, cholgas, berberechos, ostras) o gasterópodos (caracoles de mar), pueden acumular las toxinas en su cuerpo al alimentarse de microalgas tóxicas. El principal riesgo reside en que estas toxinas no afectan a los moluscos, ni les producen cambios perceptibles en su olor, color o sabor pero si pueden afectar a quien los consuma ocasionándole un cuadro de intoxicación, cuya gravedad dependerá del tipo de toxina y de la dosis ingerida. Es clave destacar que las toxinas no son inactivadas por la cocción, el agregado de vinagre o limón, o por el consumo de alcohol. Tampoco existen antídotos.

¿Cómo prevenir intoxicaciones?

Para evitar riesgos en la salud, el Senasa recomienda:

No recolectar moluscos y/o mariscos en las playas para el consumo casero.

Respetar las disposiciones, ordenanzas y avisos públicos de vedas a la extracción y consumo de moluscos.

No adquirir preparaciones elaboradas con mariscos (conservas, ensaladas, paellas, etc.) en puestos callejeros o locales que no tengan habilitación bromatológica.

No comprar mariscos frescos “al pie del barco”, en escolleras o los que puedan ofrecer recolectores no autorizados.

No comprar moluscos que no cuenten con el correspondiente certificado sanitario emitido por un organismo oficial.

Comprar o consumir mariscos solo en pescaderías, restaurantes o locales de comidas debidamente habilitados.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días