domingo, 3 marzo, 2024

Andrea Bustos y una obra unipersonal que interpela mas allá de "Los recuerdos de Dora"

"Los recuerdos de Dora", unipersonal protagonizado por Andra Bustos, reconocida actriz madrynense, tratan de una obra que conjuga el pasado de quien conduce la trama con los de una gran porción de la sociedad argentina. Este viernes 19 fue la última función tras una serie de presentaciones que se realizaron en Puerto Madryn.

Andrea Bustos en la piel de Dora.

Andrea Bustos, actriz madrynense, interpreta en un unipersonal a Dora, una mujer que quedó atrapada en sus recuerdos. Ambientada con una sencilla escenografía y voces en off, la obra tiene una densidad de principio a fin en base a los parlamentos de la protagonista. Tras una serie de presentaciones en “El Tablado“, “Los recuerdos de Dora” fueron parte de la cartelera de “El Entusiamo“, centro cultural ubicado en barrio sur.

Dora: una mujer que, envuelta en su pasado, nos hace pensar el presente

En la calle hace calor como hace calor en ciertas noches de enero, en Puerto Madryn. Dentro de la sala, a media luz, se oyen voces conocidas que llegan a través de una radio antigua. Algunas son inconfundibles y otras, pegadizas, están envasadas en forma de “jingles” publicitarios. Pero hay algo que se escapa de estos tiempos, aunque estos tiempos parecen ser todos los tiempos con solo bucear en internet.

El clima se va volviendo espeso y no es po el calor de una linda jornada veraniega. Es que son esas voces que llegan, desde esa radio, las que van latiendo en el interior de quienes están como asistentes que, en su mayoría, reconocen aquellos audios que nos remontan a los 80′ del siglo pasado.

Hasta que aparece la protagonista. Un biombo en donde ella va resaltando, en papeles, su agenda diaria para seguir al pie de la letra cuanto se propone realizar. Una mesa en donde brilla un teléfono verde que, lejos de las actuales tecnologías y su cariz individual, suena en ciertas ocasiones o es manipulado por ella insertando un dedo en esos números que forman un plato.

&Quot;Los Recuerdos De Dora&Quot;, Una Obra Estremecedora Que Se Despidió De Escena
Cantando, mientras limpia, Dora comienza a sumergirse en una vida de recuerdos. Fotografías: gentileza Pablo Rozengerg.

Después, como bien nos enseña el teatro, la imaginación. Entonces habrá que “ver” una enredadera que resulta ser una pulsión de batalla entre una vecina y otra, o se deberá intuir cómo es Susana, otra habitante de la vecindad. Ni hablar de los nombres que van surgiendo entre las conversaciones telefónicas, los pensamientos en voz alta y las anotaciones en un diario personal que son dirigidas, aparentemente, a un amor.

Andrea Bustos, conocida sobremanera en su faceta de actriz de comedia, despliega durante una hora, que es cuanto dura el espectáculo, un intenso trabajo que tiene pasajes de humor, pero que se engarzan a una existencia que no puede dejar de recordar esos momentos -supuestamente- personales. Porque en la voz y en los gestos de Dora hay un efecto de espejo que nos devuelve a aquellos tiempos que, tranquilamente, podrían ser éstos que vivenciamos.

Ficha técnica

Título de la obra: “Los Recuerdos de Dora”

Dirección: Natacha Córdoba

Producción: Mónica Rafael

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días