jueves, 30 mayo, 2024

Emergencia aérea en primera persona: pasajeros de Flybondi sufrieron la rotura del parabrisas del avión

Un vuelo de Fly Bondi partió desde Buenos Aires hacia Puerto Madryn, pero sufrió un desperfecto técnico y los pasajeros tardaron varias horas en llegar a destino. Gonzalo Acuña, uno de los afectados, compartió su experiencia sobre la serie de inconvenientes que enfrentaron con la empresa Low Cost.

Avión de Fly Bondi.

El pasado lunes, los pasajeros que se encontraban a bordo de un vuelo de la aerolínea Low Cost Fly Bondi, proveniente de Buenos Aires con destino a la ciudad de Madryn, experimentaron un regreso de emergencia a Ezeiza y la demora de 9 horas debido a la avería en el parabrisas de la aeronave. Fue necesario realizar las reparaciones pertinentes en el parabrisas afectado antes de que los pasajeros pudieran abordar nuevamente el mismo avión.

Gonzalo Acuña, uno de los pasajeros afectados, compartió su experiencia detallada sobre la serie de inconvenientes que enfrentaron desde el inicio, “el problema no arrancó el lunes 15; el vuelo debería haber salido el viernes anterior, pero se reprogramó para el lunes a las 9:00 de la mañana. El día domingo 14, a las 10:00 p.m, nos informaron vía mail que el vuelo se reprogramaba para las 11:50 de la mañana”.

Una vez en el aeropuerto, nos avisaron que el vuelo se retrasaba aproximadamente una hora más, o sea, que el horario de despegue iba a ser a la una. Después de esto, una vez que estuvimos subidos al avión y ya habíamos embarcado, estuvimos aproximadamente 40 minutos esperando a que llegara un camión de combustible, porque el avión no tenía combustible para salir. Así que el vuelo se había retrasado hasta casi las 2 de la tarde”.

Sobre el momento del desperfecto técnico, Acuña relata, “casi llegando a las 12:30 de la tarde, una vez que llevábamos más o menos unos 50 minutos de vuelo, el capitán de la aeronave nos informa que, debido a este desperfecto técnico no se podía continuar con el vuelo y que sí o sí se debía regresar a Buenos Aires. Primero, nos informaron que era a Aeroparque. Diez minutos después, nos dieron la noticia de que teníamos que ir hasta Ezeiza, por lo que no teníamos otra alternativa más que esperar una vez que llegamos.”

“Se había rajado el parabrisas”

“En Ezeiza, nos tuvieron aproximadamente una hora y media y nos reprogramaron el vuelo. Sin embargo, el vuelo no despegó a las 5 de la tarde, como nos habían comunicado; nos avisaron que sería a las 6, pero finalmente salimos a las cinco y media. La situación parecía una improvisación absoluta por parte de la empresa, ya que en ningún momento se nos brindaba información más allá de que se había rajado el parabrisas del piloto. No entendíamos por qué no teníamos ningún otro tipo de información”.

Vuelo Demorado Por La Rotura Del Parabrisas
Los Pasajeros Estuvieron Varias Horas En El Aeropuerto De Ezeiza.

Sorpresa en la pista

Gonzalo se mostró sorprendido al llegar a la pista y ver el mismo avión que se le había roto el parabrisas. Cuenta, “una vez que llegamos otra vez al avión, nos encontramos con que era el mismo avión que nos había llevado, así que evidentemente habían hecho algún control, algún chequeo, y nos volvieron a subir. El horario de partida fue a las 17:30 horas desde Ezeiza. Así que llegamos a Puerto Madryn a las 19:30 horas, al mismo tiempo que había llegado un vuelo de Aerolíneas un rato anterior. Estuvimos unos 20-25 minutos más dentro del avión esperando para desembarcar.”

Finalmente, un vuelo que debería haber salido a las 9:00 de la mañana llegó a su destino con aproximadamente 9 horas de retraso, dejando a los pasajeros con un sinfín de inconvenientes y preguntas sobre la gestión de la emergencia por parte de la aerolínea.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días