lunes, 17 junio, 2024

Vecinos del Ruca Hue reclaman por las constantes inundaciones

El subsecretario de Servicios Públicos explicó que la zona donde se emplaza el barrio antiguamente era una laguna y que, pese a las obras en pluviales que el Municipio ha realizado, el agua de Juan XXIII y Muzzio naturalmente confluyen en el sector.

Vecinos del Ruca Hue reclaman por las constantes inundaciones.

“Como siempre la 630 inundada”, retrató y difundió por las redes una vecina del Ruca Hue quien, luego que calmara un poco la tormenta que azotó a Puerto Madryn en las primeras horas de este miércoles, salió a recorrer el barrio y filmó cómo el agua continuaba cubriendo por completo las calles y veredas de ese sector de la ciudad. En cuestión de minutos se fueron sumando testimonios de más vecinos, señalando las reiteradas inundaciones que padecen cada vez que llueve en grandes cantidades.

“Ese sector, donde están las 630 Viviendas y la estación de servicio, era una laguna por eso siempre había tenido problemas de acumulación de agua”, indicó el subsecretario de Servicios Públicos, Ariel Salvador, en diálogo con Canal 12. “Para que entienda la gente, las 630 terminan siendo una olla, donde el agua de las avenidas Juan XXIII y Muzzio terminan afectándose en ese sector“, explicó.

El funcionario resaltó que el Municipio realizó en la zona obras de reparación sobre los pluviales, inclusive internamente con canales abiertos para que drene, “pero fue tanta la cantidad de agua que cayó en tan poco tiempo que los sumideros no daban abasto”, reconoció Salvador.

El anegamiento de agua que se genera en puntos específicos de la ciudad durante las grandes tormentas es histórico, pese a las obras de infraestructura que se han concretado durante estos años. Misma situación viven año a año, por ejemplo, los vecinos y comerciantes de la zona próxima al radio céntrico, sobre las calles Marcelo T. de Alvear, Avenida Gales, Gobernador Maíz y Sarmiento. Muchos de ellos han decidido instalar compuertas en las puertas de entrada para frenar el ingreso de agua.

Desde Servicios Públicos, por otro lado, atribuyen al tipo de marea el tiempo que demora el drenaje. “Después de los 30 minutos se empieza a notar que baja el agua, siempre y cuando la marea esté baja. Cuando a veces nos hace una mala jugada la marea extraordinaria, como ha pasado, suele tardar entre 45 minutos y una hora en bajar los niveles, por suerte tenemos todo limpio. Sin embargo, la gran cantidad de agua hace se atoren las cañerías”, mencionó.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días