jueves, 30 mayo, 2024

Tragedia de Lobos: rechazaron la apelación del imputado e irá a juicio

La defensa de Juan Francisco Lucesole había apelado la decisión de la Jueza Altamiranda y después de casi 7 meses se confirmó que finalmente irá a juicio.

Tragedia de Lobos: rechazaron la apelación del imputado e irá a juicio

Este viernes se conoció la información de que la Cámara de Apelaciones Sala 1 de la Plata rechazó la apelación de la probation soliciada por la defensa de Juan Francisco Lucesole, acusado de manejar borracho y matar en la Tragedía de Lobos a cuatro jóvenes de Rawson que se dirigían a La Bombonera a ver un partido de Copa Libertadores.

La jueza Noemí Altamiranda, titular del Juzgado de Garantías Número 7 de Saladillo, quien resolvió en mayo no hacer lugar a la suspensión del juicio aprueba contra Juan Francisco Lucesole por el delito constitutivo “prima facie” de cuádruple homicidio culposo agravado por la multiplicidad de víctimas fatales y lesiones culposas gravísimas agravadas.

Lucesole había ofrecido 5 millones de pesos, y trabajo comunitario, pero según la jueza debía afrontar el juicio a prueba por la tragedia ocurrida en Lobos. La defensa apeló esa decisión y se confirmó que fue rechazada y finalmente irá a juicio, después de 5 años del hecho trágico que conmovió a toda la provincia.

Letargo judicial

Las víctimas viajaban para asistir al superclásico entre Boca y River, final de la Copa Libertadores 2018: Sebastián Berra, de 31 años, César Ezequiel Jones, de la misma edad, Franco Silvestri de 26 y Malcom Vittón de 33, todos ellos fallecieron en el grave siniestro vial presuntamente provocado por Francisco Lucesole, actual acusado en el marco de una causa que podría quedar sin resolverse.

Lobos
Los amigos y familiares de las victimas realizaron un mural en Rawson.

Los cuatro hinchas, muy queridos en los distintos ámbitos en los que desempeñaban, fallecieron tras ser embestidos por la camioneta que conducía Lucesole, cuya alcoholemia arrojó no solo resultado positivo, sino un dato aún más grave: el conductor circulaba con el triple del valor máximo permitido en aquel entonces por la ley, 1,8 gramos de alcohol por litro de sangre.

Ahora, las familias de las víctimas continúan llevando adelante una titánica tarea que consiste en nada menos que pedir Justicia y la resolución de la causa, a cinco años del trágico final de los cuatro amigos.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días