sábado, 13 julio, 2024

Comenzó en Chubut el juicio a cuatro expolicías por secuestro y torturas cometidas en 1975

Los acusados, ex miembros de la Delegación de la Policía Federal de Rawson, están siendo juzgados por torturar a las víctimas utilizando métodos como el "submarino seco" y la picana eléctrica. El juicio se lleva a cabo en la sede de la Legislatura de la provincia. Hoy, una de las víctimas, Víctor Tomaselli, compartió su testimonio en una entrevista con FM del Viento.

Los acusados están conectados via Zoom.


En la Legislatura de la provincia de Chubut, ubicada en Rawson, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Comodoro Rivadavia inició el lunes el juicio contra cuatro expolicías acusados de secuestro y tortura de nueve militantes entre noviembre y diciembre de 1975. El fiscal general Teodoro Nürnberg representa al Ministerio Público Fiscal en este proceso.

Durante la primera audiencia, el tribunal, compuesto por Mario Reynaldi, Luis Giménez y Ana D’Alessio, procedió a la lectura del requerimiento fiscal que llevó al juicio y luego interrogó a los imputados, quienes negaron los hechos. Esta mañana, una de las víctimas de los aberrantes hechos, Victor Tomaselli habló con el programa “Activemos” por FM del viento y dio detalles sobre el proceso.

Tomaselli contó detalles respecto a lo que le sucedió y manifestó “Esto es un delito de lesa humanidad imprescriptible porque se basa en la persecución política, es decir, nosotros no éramos niños de pecho, éramos jóvenes con voluntad política para incidir en mejorar la situación que se vivía en el país. Empezamos muy jóvenes, muy jóvenes. Con Diana Pizá, éramos parte de la Unión de Estudiantes Secundarios, en la escuela secundaria de Bahía Blanca, estamos hablando del año 1973″.

“En el año 1974 nosotros estábamos integrando la Unión de Estudiantes Secundarios. Juntábamos muchos chicos en Bahía Blanca y hacíamos un montón de obras en las escuelas, en apoyo escolar en los barrios, distintas actividades sociales que venían de un enfoque político de estar junto a los más desprotegidos, digamos, y necesitados. ¿Qué es lo que pasa después de la muerte de Perón? El primero de julio de 1974 se desatan las bestias feroces que no veían todo este tipo de cosas y se empieza a preparar lo que después se perfecciona el 24 de marzo. Se empieza a preparar con el accionar de los grupos, este, que eran las Tres A y distintos grupos paramilitares en todo el país”.

“Es sanador que se haga justicia después de 40 años”


“Esto comienza con el estado de sitio en noviembre de 1975. En ese marco, nos detienen a nosotros y nos torturan en la Federal de Rawson. Por eso, el 12 es el reconocimiento de lo que era la delegación. Va a ser muy difícil, pero es necesario que se haga como víctimas. Es sanador que se haga justicia después de 40 años y es sanador para la sociedad, porque estamos en un momento bisagra y estos gestos hay que mantenerlos.”

“Pasaron del negacionismo a la reivindicación”

Tomaselli se refirió a los discursos negacionistas de los candidatos a presidente y vicepresidente de diferentes espacios “Es más grave porque pasaron del negacionismo a la reivindicación del genocidio. Dicen claramente esta chica, la que es candidata a vicepresidenta, Victoria Villaroel, ‘lo volveríamos a hacer’. Entonces, en ese punto, es que tenemos que reflexionar. La convivencia democrática implica mantener la memoria, la verdad y la justicia como único camino, y pensar justamente.”

Detención

“De 30.000 desaparecidos, y la cifra es exigua. O sea, pensamos nosotros, y hay una serie de evidencias que son más de 30.000. Además de esa cifra de desaparecidos, hay 10.000 presos y 10.000 muertos. Entonces, estas son las cifras reales de la represión. Los presos varones estábamos la mayoría en la cárcel de máxima seguridad. Estábamos acá en Rawson, y las mujeres estaban la mayoría en Devoto. Y hubo una cantidad enorme de mujeres en Devoto; entre ellos, bueno, Diana que estuvo cinco años en Devoto. Yo estuve seis años y cuatro meses. Lo que nos salvó fue la conciencia de pertenecer a la causa nacional y popular” finalizó

Juicio a los acusados

Los acusados son los expolicías José Antonio Pereyra, Pedro Pascual Cáceres, Luis Horacio Coria y Jorge Norberto Lagunas. Se enfrentan a cargos como coautores de privación ilegítima de la libertad agravada, incomunicación indebida y tormentos agravados, debido a que las víctimas eran perseguidas políticas. El expolicía Carlos Azcui, cuyo nombre da título al caso, falleció durante el proceso.

Según la acusación, los hechos tuvieron lugar a finales de 1975 en la Delegación Rawson de la Policía Federal. Las torturas implicaron el uso del “submarino seco”, que consistía en la colocación de una bolsa de nylon en las cabezas de las víctimas mientras estaban sentadas en sillas y esposadas con las manos detrás de sus cuerpos, además de la aplicación de picana eléctrica.

Víctimas de los hechos

Las víctimas mencionadas en el requerimiento de elevación a juicio son Diana Pizá, Tito Mario Barone, Eduardo Pedro Manchado, Beatriz Norma Santos, Patricio Emilio Torne, Estela Aida Cereseto, Silvia Asaro, Víctor Tomaselli y Luis Eduardo Franganillo. Todos ellos sufrieron torturas en la Delegación Rawson de la Policía Federal.

Diana Pizá, militante estudiantil de la juventud peronista, fue arrestada en su domicilio el 18 de noviembre de 1975, después de llegar a Trelew en un viaje desde Bahía Blanca junto a su padre y su suegro. Tanto ella como su esposo, Víctor Tomaselli, fueron trasladados a la Comisaría de Trelew por personal de la Policía de la provincia de Chubut, donde pasaron una noche en celdas separadas.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días