domingo, 3 marzo, 2024

Gobernadores peronistas rechazaron revertir Ganancias y pidieron por el impuesto al cheque

Tras la reunión con Javier Milei, un grupo de mandatorios provinciales pidió buscar "díalogo y consenso" para que las provincias "recuperen los recursos que les corresponden".

Gobernadores peronistas rechazaron revertir Ganancias y pidieron por el impuesto al cheque

Tras la primera reunión con el presidente, Javier Milei y través de un comunicado oficial, los gobernadores peronistas pidieron buscar “díalogo y consenso” para que las provincias “recuperen los recursos que les corresponden”.

“Es fundamental la búsqueda del diálogo y los consensos para que las provincias recuperemos los recursos que nos corresponden y que son esenciales para contemplar la situación social, dar respuesta a las necesidades de nuestros ciudadanos y apostar, a la vez, al desarrollo armónico del país”, publicaron en un comunicado conjunto. En ese sentido, rechazaron revertir la modificación del Impuesto a las Ganancias y propusieron “otras herramientas de compensación, como lo es la coparticipación del impuesto al cheque”.

El comunicado informa que “con la firma de 22 gobernadores se ha presentado un proyecto de ley que dispone la coparticipación de un 70% del impuesto al cheque”. Este mensaje fue firmado por Axel Kicillof (Provincia de Buenos Aires); Sergio Ziliotto (Provincia de La Pampa); Raúl Jalil (Provincia de Catamarca); Osvaldo Jaldo (Provincia de Tucumán); ‎Gildo Insfrán (Provincia de Formosa); Gerardo Zamora (Provincia de Santiago del Estero); Ricardo Quintela (Provincia de La Rioja) y Gustavo Melella (Provincia de Tierra del Fuego).

Consideramos que la reversión del impuesto a las ganancias no sería el camino adecuado ya que afecta derechos de los trabajadores”, analizan los gobernadores en el mensaje que finaliza: “Una vez más reafirmamos nuestro compromiso con el federalismo“.

Además, mencionaron que “el gobierno nacional comenzó a aplicar un plan económico que incluyó una devaluación del 118% – la más grande de la historia – sin medidas compensatorias para los trabajadores y los sectores medios. A partir de ello, se desencadenó de inmediato una aceleración del proceso inflacionario que afectó el poder de compra de la población. Una devaluación no es solamente un ajuste, sino que implica una descomunal transferencia de ingresos desde los sectores trabajadores que tienen sus salarios en pesos hacia los sectores empresariales concentrados y dolarizados”.

“Esto, junto con la pérdida de recursos coparticipables, el freno de la obra pública, la anunciada reducción de subsidios y demás medidas, afecta directamente a los recursos provinciales: no desfinancia a los gobiernos, sino a los pueblos que habitan las provincias argentinas. Es fundamental la búsqueda del diálogo y los consensos para que las provincias recuperemos los recursos que nos corresponden y que son esenciales para contemplar la situación social, dar respuesta a las necesidades de nuestros ciudadanos y apostar, a la vez, al desarrollo armónico del país”, detallaron.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días