viernes, 24 mayo, 2024

Freno a las prepagas: "Habrá que ver cómo van a implementar los mecanismos de devolución"

Lo planteó el abogado Ricardo Gabilondo en diálogo con Canal 12. "Se estableció una medida de tutela frente a una posible cartelización de parte de las empresas de medicina prepaga", resaltó.

Freno a las prepagas: "Habrá que ver cómo van a implementar los mecanismos de devolución".

Esta semana, el anuncio del Gobierno nacional sacudió el panorama de las empresas de medicina prepaga en Argentina. La medida, que obliga a retrotraer los valores al último mes de 2023, desencadenó el debate sobre presuntas prácticas de cartelización en el sector. Ricardo Gabilondo, especialista en derecho tributario y presidente del Colegio Público de Abogados de Puerto Madryn, brindó su perspectiva sobre el tema en diálogo con Canal 12.

El profesional explicó que la decisión gubernamental responde a la sospecha de una posible cartelización entre las prestatarias de salud. En sus propias palabras, “se estableció una medida de tutela a las empresas de medicina prepaga para que retrotraigan los aumentos al mes de diciembre del 2023 porque entendían, o por lo menos eso entendió la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, que hubo una política de cartelización”.

El término “cartelización” evoca la imagen de empresas coordinando sus acciones para fijar precios en detrimento de la competencia y los consumidores. “Es ante la sospecha de que hubo un acuerdo tácito, tanto por la simultaneidad de los incrementos como por los niveles de los incrementos”, lo que ha levantado sospechas sobre la conducta de estas empresas. La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, ante una denuncia de diputados a nivel nacional, recomendó la aplicación de dicha tutela como una medida para salvaguardar los intereses de los usuarios.

En palabras del letrado, “de ahora en más, lo que habrá que ver es cómo se materializa esto”. La medida de tutela ordena a las empresas afectadas a retrotraer los precios, pero la implementación de la devolución aún está por verse. En ese sentido, Gabilondo destacó la importancia de los mecanismos de devolución y la necesidad de herramientas para que los usuarios puedan reclamar en caso de que las empresas no cumplan con la orden.

Cuál es el esquema que propuso el Gobierno para que los afiliados recuperen la suba

En concreto, lo primero a tener en cuenta es que el Gobierno le transmitió a la jueza de la causa es que, a su criterio, las empresas de salud aumentaron mediante prácticas de abuso de posición dominante y abuso de poder, que afectaron la libertad del mercado. Ante esa irregularidad, el equipo jurídico que se presentó ante el tribunal Civil y Comercial consideró que debería aplicarse una corrección que revierta los aumentos que se habrían dispuesto mediante esas conductas presuntamente dolosas.

En ese marco, sugirieron que se aplique un criterio de aumento que sería, en principio, objetivo: el IPC que difundió el Indec durante los meses en los las facturas de las prepagas pegaron un salto. Por todo esto, y en base a un informe técnico, le propusieron a la magistrada una fórmula de devolución del excedente entre el 70% promedio que dio el costo de vida y el 140% promedio de suba que aplicaron las principales prepagas.

Freno A Las Prepagas: &Quot;Habrá Que Ver Cómo Van A Implementar Los Mecanismos De Devolución&Quot;
Se Propone La Devolución, En Siete Cuotas Consecutivas, Del 70% Que Se Aumentó Por Sobre El Ipc General Publicado Por El Indec

Para los técnicos, una fórmula posible sería la devolución mediante siete cuotas consecutivas e iguales de ese 70% estimado que se cobró de manera irregular, siempre teniendo en cuenta el IPC de cada mes.

En concreto, y según el amparo de la SSS, hubo “un aumento de alrededor del 150% por parte de las Entidades de Medicina Prepaga cuando conforme los índices consignados, surge que el aumento asciende aproximadamente el 70%”.

Ese 70% es el que se devolverá, según la propuesta del gobierno, en cuotas iguales durante siete meses. Por caso, si la inflación del mes fuese del 10% no habría aumento. Si fuese de 11%, la suba correspondiente ascendería a 1 por ciento. Y en el caso de que la inflación sea de 5%, las empresas tendrían que devolver el 5% al cliente.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días