sábado, 25 mayo, 2024

Flybondi brindó un comunicado oficial por la ruptura de un parabrisas en un avión que se dirigia a Madryn y aseguró que es un hecho frecuente

A través de un comunicado, la empresa se refirió a la demora de un vuelo con destino a Puerto Madryn por la rupruta de un parabrisas y sostuvo que "este tipo de fallas no son hechos infrecuentes y pueden ocurrir por distintas razones".

La empresa emitió un comunicado oficial este martes

Tras conocerse en las últimas horas que un avión de Flybondi que viajaba a Puerto Madryn sufrió la ruptura del parabrisas lo que generó quejas de los pasajeros y demoras en el vuelo que debió regresar a Buenos Aires, desde la empresa se comunicaron con Canal 12 Web y enviaron un comunicado oficial en el que se refirieron a la situación.

“Según la información brindada, el vuelo F05310 que realizaba el tramo Aeroparque-Puerto Madryn debió regresar a Ezeiza debido a una falla en el parabrisas de la aeronave. Este tipo de fallas no son hechos infrecuentes y pueden ocurrir por distintas razones”, señalaron.

Flybondi Aseguró Que La Ruptura De Un Parabrisas Es Un Hecho Frecuente

Además, desde la empresa aseguraron que finalmente “los pasajeros fueron reubicados en un vuelo que partió a las 18 y que recibieron comida y refrigerios”.

En primera persona

Gonzalo Acuña, uno de los pasajeros afectados, compartió su experiencia detallada sobre la serie de inconvenientes que enfrentaron desde el inicio, “el problema no arrancó el lunes 15; el vuelo debería haber salido el viernes anterior, pero se reprogramó para el lunes a las 9:00 de la mañana. El día domingo 14, a las 10:00 p.m, nos informaron vía mail que el vuelo se reprogramaba para las 11:50 de la mañana”.

Una vez en el aeropuerto, nos avisaron que el vuelo se retrasaba aproximadamente una hora más, o sea, que el horario de despegue iba a ser a la una. Después de esto, una vez que estuvimos subidos al avión y ya habíamos embarcado, estuvimos aproximadamente 40 minutos esperando a que llegara un camión de combustible, porque el avión no tenía combustible para salir. Así que el vuelo se había retrasado hasta casi las 2 de la tarde”.

Sobre el momento del desperfecto técnico, Acuña relata, “casi llegando a las 12:30 de la tarde, una vez que llevábamos más o menos unos 50 minutos de vuelo, el capitán de la aeronave nos informa que, debido a este desperfecto técnico no se podía continuar con el vuelo y que sí o sí se debía regresar a Buenos Aires. Primero, nos informaron que era a Aeroparque. Diez minutos después, nos dieron la noticia de que teníamos que ir hasta Ezeiza, por lo que no teníamos otra alternativa más que esperar una vez que llegamos“.

“En Ezeiza, nos tuvieron aproximadamente una hora y media y nos reprogramaron el vuelo. Sin embargo, el vuelo no despegó a las 5 de la tarde, como nos habían comunicado; nos avisaron que sería a las 6, pero finalmente salimos a las cinco y media. La situación parecía una improvisación absoluta por parte de la empresa, ya que en ningún momento se nos brindaba información más allá de que se había rajado el parabrisas del piloto. No entendíamos por qué no teníamos ningún otro tipo de información”.


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días