lunes, 28 noviembre, 2022
Urgente:

Björk emocionó a todos en el Primavera Sound

La islandesa, que lanzó hace pocas semanas su disco "Fossora", tocó junto a la sección de cuerdas de la Orquesta del Teatro Colón. Antes, también brillaron la local Feli Colina, la chilena Javiera Mena y la méxicana Julieta Venegas

En la primera jornada formal del festival Primavera Sound Buenos Aires en Costanera Sur, caracterizada por una grilla conformada exclusivamente por mujeres, con la presencia de Julieta Venegas, Javiera Mena y Feli Colina, la islandesa Björk no solo se llevó todas las miradas, sino que además fue la responsable de un hechizo colectivo, a partir de un cautivante set junto a la sección de cuerdas de la Orquesta del Teatro Colón.

Consecuente con una trayectoria marcada por un personal estilo que rompe todos los moldes, la icónica artista pateó otra vez el tablero de esta manera, al eludir la lógica festivalera que indica interpretar los grandes éxitos en el formato más parecido al original, como para atraer la atención de un público que probablemente no esté integrado en su totalidad por sus propios seguidores.

Al aire libre y frente a una multitud, la islandesa, que lanzó hace pocas semanas su disco «Fossora», brindó un concierto de auditorio cerrado, con fuerte énfasis en los climas y sutilezas sonoras que requerían de una especial atención.

Como es habitual, Björk desplegó su histrionismo -más vocal que corporal-, confeccionó un repertorio que tuvo un fuerte anclaje en sus discos de los años `90 pero que también puso un ojo en su presente, y lució una vez más un traje de escena acorde con su propuesta estética y el concepto del espectáculo que propone.

Además de que esta vez el contexto impidió una gran puesta escénica, el toque distintivo en relación a lo que esta artista ya nos tiene acostumbrados es que se mostró en un formato orquestal para lo cual apeló a la orquesta del Colón, lo que permitió crear un universo sonoro de ensoñación.

Alternando pasajes de pomposas ejecuciones con el arco con otros en los que los pizzicatos desgranaron notas como si fueran gotas de lluvia, la islandesa se mostró a sus anchas y canciones como «Lionsong», «You´ve Been Flirting Again», «Isobel», «Hunter» o «Jóga» alcanzaron un nuevo nivel.

En ese contexto, Björk acompañó con el cuerpo algunos movimientos musicales de la orquesta, puso sobre la mesa su expresividad vocal y vociferó un simpático «gracias» en español -remarcando bien la letra R- al finalizar cada tema, entre otras cosas que se confabularon para hechizar al público.


Björk cautivó al público con climas y sutilezas sonoras. 

Paradójicamente, la gente igual terminó saltando en plan festivalero cuando la islandesa comenzó su despedida con el tema «Pluto».

En realidad, el cierre estuvo acorde con lo que se fue insinuando a lo largo de toda la tarde en el predio de Costanera Sur desde que a las 17 horas puso en marcha el festival la local Feli Colina, seguida por Javiera Mena y Julieta Venegas.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días