lunes, 28 noviembre, 2022
Urgente:

Viaja en bicicleta desde San Luis a Tierra del Fuego pidiendo por la aparición de Guadalupe Lucero y Sofía Herrera

A sus 63 años Nicolás Ruiz emprendió un viaje de 2900 kilómetros arriba de una bici. Busca visibilizar los casos de las niñas que desaparecieron y que al día de hoy se desconocen sus paraderos.

‘Mientras más gira el mundo más se nota su ausencia’, reza el cartel que Nicolás Ruiz lleva a todos lados para contar los motivos que lo llevaron a tomar un día la decisión de unir en bicicleta San Luis con la isla de Tierra del Fuego, en el extremo sur del continente. Más arriba del mensaje aparece la foto de una nena sonriendo, junto a una pregunta escrita que debe seguir presente en la sociedad para que algún día se conozca la verdad. ‘¿Dónde está Guadalupe?’.

Salió el 16 de octubre pasado de la Ciudad de San Luis y el jueves, tras un primer trecho por los duros caminos de la Patagonia, llegó a Puerto Madryn. La falta de respuestas por parte de la Justicia y el Estado llevaron a este empleado gastronómico de 63 años recién cumplidos a difundir por cada rincón del sur la historia de Guadalupe Lucero, la menor que con apenas 5 años fue vista por última vez cuando jugaba con sus primos en la puerta de su casa de la capital puntana. Pero además, a su reclamo se le suma el pedido por la aparición de Sofía Herrera, desaparecida desde 2008 en Río Grande.

Las similitudes entre los dos resonantes casos no pasaron desapercibidas para Nicolás. «El Gobierno no ha colaborado en la aparición de Guadalupe. En los pueblos y ciudades por donde voy pasando comento su caso, cómo sucedió y que no hay ninguna pista, lo mismo pasó con Sofía, nunca más se supo nada». El último lunes se cumplieron diecisiete meses sin novedades recientes de Guadalupe y la causa pareciera estar en pausa.

Pedido por Guadalupe.

«Yo no soy nada de Guadalupe», aclara el ciclista. «Soy una persona más que quiere que esta criatura aparezca», aclara al tiempo de recordar que van a cumplirse dos años del caso y que «el Gobierno de San Luis tampoco hace nada». «Los Rodríguez Saa, más que nada Alberto, está cerrado en no colaborar», asegura. Vale aclarar que al día de hoy, no existen elementos o testimonios en el expediente que indiquen que Guadalupe Lucero haya sido secuestrada para ser vendida a explotadores de chicos. Tampoco hay una línea que vincule a la familia o allegados de la menor al comercio sexual. Sin embargo, la hipótesis no se descarta de manera preventiva.

«Ya recorrí toda la Argentina con anterioridad. Quería llegar a Puerto Madryn para charlar con la gente, que le verdad me han escuchado. Lo que queremos nosotros es que Guadalupe aparezca con vida, pegar el grito para que aparezca», dice Nicolás. Aprovecha la travesía para conversar con locales que le aconsejan que rutas y caminos tomar para seguir su viaje al sur. «Ellos son la guía, yo no salgo con un mapa. La idea es llegar a Tierra del Fuego y de allí volver al norte, hasta La Quiaca», adelanta en el diálogo con Canal 12.

En el sinfín de experiencias que significa hacer de la bici la causa y la casa de uno, el vehículo y el modo, situaciones como dormir en carpa donde le agarra la noche o atravesar grandes tormentas, son algunos de los hitos de este viaje. «En la bicicleta prácticamente llevo mi casa. Me lleva dos horas desarmar y armar las cosas que llevo en la bicicleta, siempre llego a lugares seguros y tranquilos», aclara. «Hace 3 años que ando viajando por el país y me fue bien por la solidaridad de la gente. La gente es muy buena de norte a sur, de este a oeste, por donde sea. No he tenido ningún problema, gracias a Dios«.

Imagen comparativa: así sería hoy Sofía Herrera.

Un mes y un día viajando. «Creo que me faltan dos meses más, las fiestas las voy a pasar viajando», se sonríe. «Mis 63 años los cumplí en Realicó, La Pampa, y el año pasado en Corrientes. Siempre estoy viajando y no reniego de eso, estoy contento por lo que voy haciendo, es muy gratificante esto para mí. Agradecer el enorme corazón de la gente«.

Guadalupe, quien tendría seis años, vestía una calza rosa, botitas negas y parka del mismo color con capucha peludita. Otras descripciones físicas detallan que mide 1,10 metros, es de tez trigueña, y tiene un lunar en su mejilla izquierda y diente incisivo partido. Su familia continúa la búsqueda.

Si la viste o tenes información sobre su paradero, comunicate al 911 o con las líneas 0800 333 5500 y 134 o con la familia al 2664929675. «¡Que en cada rincón de la Argentina este una foto de ella!», manifiesta su familia.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días