sábado, 20 julio, 2024

No hay vueltas: No hay plata, no hay consumo

Con los números de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa, a mano, se ratifica lo obvio. Los niveles de consumo cayeron, en forma estrepitosa, entre diciembre de 2022 y de 2023. Los alimentos, las bebidas y artículos de farmacia tienen una negatividad cercana al 20%.

Los alimentos y las bebidas, arriba del ranking negativo. Aunque parezca un oxímoron. Casi el 20 por ciento menos de consumo, en este rubro que hace un año.

Con el informe de CAME (Confederación Argentina de la Mediana Empresa) se consolidaron los pronósticos de una severa caída en el consumo. El índice interanual, que nos lleva de diciembre de 2022 al de 2023, registra bajas mas profundas en alimentos, bebidas y farmacia con el 19 % negativo. La pendiente general en las ventas minoristas fue del 13,7%. Las variables mejoran, levemente, en artículos de calzado y marroquinería con una suba de 0.40%.

“No hay plata, no hay consumo”

A veces uno mas uno da dos. No siempre, pero… Se conocieron los números que aporta la CAME -Confederación Argentina de la Mediana Empresa- en donde se denota una caída de casi 14 puntos en relación a diciembre de 2022 cotejándolo con el diciembre que finalizó recientemente. Después se establecen las categorías que, salvo la pobrísima diferencia positiva del 0, 40% de elementos de marroquinería y calzado, el resto apunta con su flecha hacia abajo.

Resulta preocupante que los rubros mas severamente en “picada” estén relacionados con los alimentos, las bebidas y la farmacia: un círculo que vuelta mas, vuelta menos tiene como indicadores a la salud. Tanto el sector alimenticio en cuestión como el farmacéutico presentan índices, casi, calcados: 19.8% los alimentos y las bebidas y el 19 los productos de farmacia.

En el ranking que pelea por no descender se aproxima -superando los 13,7 puntos de la caída en general- el rubro ligado a la construcción. Lógico. No alcanza para comer, no hay plata para extenderse en el confort. O ni siquiera. Tratar de mantener, arreglando lo básico, aquello que se tiene. Así las cosas los elementos de ferretería (Guillermo Moreno da en el clavo), de electricidad o de la construcción alcanzaron una baja del 14.2. Siempre haciendo hincapié en la tabla interanual.

El gráfico que presenta el informe de la Confederación es elocuente.

https://www.redcame.org.ar/novedades/13530/las-ventas-minoristas-cayeron-137-anual-en-diciembre-y-cerraron-2023-con-una-baja-de-34


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días