viernes, 19 abril, 2024

Conflicto con Rigel: "En estos días no hubo ninguna novedad", dijo el secretario de UOCRA

Javier Moya aseguró que aún no recibieron respuestas de la constructora ni de Vialidad Nacional, organismo que le habría autorizado la veda invernal a la empresa. "Es rara y sorpresiva la decisión de despedir a todos", consideró.

La veintena de trabajadores despedidos por Rigel mantienen la protesta en el acceso sur.

Los 21 trabajadores que fueron despedidos por Rigel S.A., la última constructora a cargo de culminar la histórica Autovía Trelew – Puerto Madryn, continúan el plan de lucha que iniciaron el lunes sobre el acceso sur a la ciudad y piden ser reincorporados a la compañía. Desde UOCRA aseguraron este jueves que hasta el momento no surgieron novedades, como así también volvieron a poner en consideración el pedido de “veda invernal” que Vialidad Nacional habría concedido recientemente a la firma y que ello habría sido el causante de las desvinculaciones de personal.

“En todos estos días que hemos estado realizando medidas de fuerza no hubo ninguna novedad, ni la empresa ni Vialidad Nacional señalaron nada. Nosotros seguimos manifestándonos en la puerta del obrador, a la vera de la Ruta 3. El lunes pasado nos dicen que iban a enviar telegramas, al día siguiente los recibieron, ahí inició el conflicto y la Secretaría de Trabajo dictó la conciliación obligatoria, por la cual se hizo una reunión de partes el viernes de esa semana”, contextualizó Javier Moya, secretario de Organización del gremio de la construcción en Puerto Madryn.

En diálogo con FM DEL VIENTO, el dirigente gremial afirmó que el abogado de la empresa en esa audiencia acató la conciliación obligatoria, con el compromiso de retrotraer los despidos. Finalmente, el lunes de esta semana la compañía, que tiene su central en Comodoro Rivadavia, habría desoído lo que firmó el letrado y siguió adelante con el proceso de despidos. En esa línea, reveló que ya se enviaron las liquidaciones finales a las 21 personas desafectadas.

La obra no sigue porque hay una veda invernal que dictó Vialidad Nacional, por eso la obra se paró y derivó en los despidos. En la larga historia que tiene esta obra nunca se dictó una veda invernal porque no se justifica, y más ahora con estas temperaturas que tenemos”, sostuvo Moya.

En este marco, el gremialista contó que durante los meses de junio y julio Rigel trabajó normalmente, hasta que una rotura en la planta asfáltica -que según su versión ya fue reparada- provocó que se paralizaran las tareas en la calzada y por ese motivo no continuó la obra del asfalto.

“Ahora que los días están más lindos tienen esta excusa de la veda invernal; todavía estamos esperando que Vialidad nos de una respuesta porque no pusieron una fecha del término”, agregó Moya.

Finalmente, explicó que el parate generado por la veda no implica que la constructora tenga la facultad de despedir a sus trabajadores. “Hay un montón de alternativas que nosotros propusimos, como dar vacaciones, suspensiones o ir rotando los grupos. Hay muchas opciones antes de los despidos; es rara y sorpresiva la decisión de despedir a todos“.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días