domingo, 3 marzo, 2024

Condenaron por abusos sexuales a un coordinador de campamentos de exploradores de Trelew: detalles de los hechos

La Cámara ratificó la condena del abusador a 4 años y medio de prisión. La víctima no había realizado la denuncia por miedo a que se burlaran de él o que suspendieran el campamento.

Cámara de Trelew.

La sentencia de la Cámara Penal de Trelew ratificó la condena a 4 años y medio de prisión para un excoordinador de un Batallón de Exploradores de Don Bosco, quien fue hallado culpable de abusar en dos ocasiones de un menor. El fallo, respaldado de manera unánime por César Zaratiegui, Alejandro Defranco y Martín Zacchino, rechazó la impugnación presentada por el defensor Osvaldo Heiber y confirmó la investigación de la fiscal Julieta Gamarra.

Los hechos se remontan a 2013, siendo calificados jurídicamente como abuso sexual simple agravado por la condición de guardador. A lo largo del proceso judicial, el joven víctima estuvo presente acompañado por su madre, quien realizó la denuncia, recibiendo asistencia por parte del Servicio de Asistencia a la Víctima del Delito.

Primer abuso

El primer abuso ocurrió en enero de 2013 en zona de Parque Los Alerces, en el campamento anual al que concurrió gran parte del batallón 90 y duró once días. Estaba el imputado como coordinador y el menor de trece años como integrante de una patrulla. Ambos quedaron seleccionados para compartir una de las carpas junto a otros dos compañeros.

En una de las primeras noches y cuando los menores se habían ido a dormir irrumpió el coordinador, que se sacó la ropa y se metió dentro de la bolsa de dormir de la víctima, que se durmió.

Abusó Contra Un Menor
Reclamo De Padres Contra El Abusador.

Aprovechando su posición de autoridad dentro del grupo y la custodia sobre el niño, llevó a cabo un abuso, a pesar de que el menor se despertó debido a lo que estaba sucediendo. El agresor continuó con su conducta inapropiada. A pesar de los intentos del niño por defenderse de los tocamientos, decidió buscar su navaja, la habitual entre los exploradores, que creía tener en algún bolsillo del pantalón, aunque no la encontró. Por la mañana, relató lo sucedido a sus amigos, pero optó por no informar a ningún adulto por temor a posibles burlas o la suspensión del campamento.

El segundo hecho

El segundo de los hechos ocurrió el mismo año, el 9 de agosto por la noche en un campamento de tres días en chacra San Roque en la zona de Treorky, entre Trelew y Gaiman. Esta vez no eran más de 20 chicos y el menor ya contaba con catorce años.

Quedaron en la misma carpa y el imputado hasta mandó a algunos chicos para que se distribuyan en otras, quedando solamente uno más junto a ellos. En la primera de las dos noches el afectado se acostó, pero para prevenirse lo hizo con la navaja multiuso. El coordinador lo abusó igual, sin dejarla en paz.

En un momento, cuando lo manoseaba intensamente, el menor se sentó y con la navaja en la mano lo insultó, dejándole en claro que no deseaba participar de su “juego”. El agresor lo alumbró con su linterna y le decía: “¿Qué te pasa?¿estás soñando?. El otro compañero de carpa dormía. Al otro día, la víctima contó a sus amigos y dijo que no quería dormir más con el coordinador, aunque sin dar la verdadera razón.#

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días