domingo, 3 marzo, 2024

El funcionario provincial hizo una gran defensa de la ingeniería financiera llevada adelante por su gestión

El Ministro de Economía de Chubut habló del presupuesto del último año de gestión del gobierno de Mariano Arcioni.

Números ordenados y objetivos claros

Oscar Antonena esbozó en el programa “Sin Hilo”, que se emite por Canal 12, los principales lineamientos del Presupuesto de Chubut para 2023.

El proyecto contempla un gasto de 452 mil millones de pesos, lo que representa un aumento del 60 % con respecto al presupuesto anterior. Es muy probable, reconoció el ministro, que esos cálculos deban actualizarse, de acuerdo a la fluctuación del dólar y los índices inflacionarios, que para el año que viene el gobierno nacional ubica en el orden del 69%.

El ministro de Economía remarcó que una porción importante del Presupuesto se afectará a obras de infraestructura, especialmente a la construcción, mantenimiento y reparación de escuelas. Algo que es lógico, teniendo en cuenta las dificultades edilicias existentes, la demanda de alumnos que hay en Chubut y la necesidad del gobierno de escuchar el reclamo de la sociedad, que pone el foco en la educación como en ningún otro tema.

INGENIERIA FINANCIERA DEL PRESUPUESTO 2023

El funcionario provincial hizo una gran defensa de la ingeniería financiera llevada adelante por su gestión, a pesar de las críticas de algunos sectores de la oposición. Dijo el ministro que esos instrumentos son los que permitieron salir de la crisis de 2019, saldar las deudas, pagar los sueldos en tiempo y forma, llevar adelante las negociaciones salariales con los empleados públicos y tener un presupuesto con superávit fiscal, lo que permite que entre a la provincia más dinero del que sale.

Antonena dejó también una definición muy clara: si hoy finalizara la gestión de Mariano Arcioni, el sucesor recibiría una provincia ordenada, con los sueldos al día y con la plata del aguinaldo asegurada.  

Es insoslayable que la provincia ha experimentado en el último tiempo, una recuperación importante. Eso es tan cierto como reconocer que, en medio del maremoto que sacudió a los chubutenses, Oscar Antonena ha sido un puntal de la gestión del gobernador Arcioni y un piloto de tormentas muy efectivo. Su templanza, imaginación y destreza política, fueron fundamentales para afrontar los años más complejos de la crisis. Claramente, su trabajo no ha terminado y los funcionarios se juegan su prestigio todos los días. El propio ministro reconoció que la provincia deberá afrontar en los próximos meses vencimientos de pagos de los préstamos contraídos, que representan otro desafío para el gobierno.

En la entrevista televisiva, Antonena sostuvo que la provincia va a insistir con el proyecto de reparación histórica con el objetivo de recuperar los puntos de coparticipación que los chubutenses perdimos en la década del 80.

La última palabra la tiene el Ministro Sergio Massa, que ha sido muy generoso con el gobierno provincial y con los chubutenses en general, sobre todo en los momentos de mayor dificultad. Es saludable observar, que ese acompañamiento no condiciona al gobierno provincial a la hora de continuar con los reclamos que se necesitan hacer. Por más gratitud que se tenga, los intereses de la provincia siempre tienen que ponerse en primer lugar.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días