lunes, 28 noviembre, 2022
Urgente:

Álvarez Castellano: "Creo que Liberman debería ser apartado del cargo"

El presidente del Grupo Conarpesa adelantó por FM Del Viento que denunciará en la Justicia al Subsecretario de Pesca por los hechos de violencia verbal que asegura haber sufrido en Vigo.

Fernando Álvarez Castellano anunció que denunciará penalmente al subsecretario de Pesca y Acuicultura de la Nación, Carlos Liberman, luego de exponer un episodio que habría ocurrido a principios de octubre en el lobby del hotel Gran Nagari de Vigo, antes que iniciara la XXIII edición de Conxemar. A través de una nota remitida a la cartera que conduce el ministro Juan José Bahillo, como a la Cancillería Argentina, el presidente del Grupo Conarpesa planteó que las agresiones verbales en torno a su nacionalidad que, según su versión, recibió por parte del funcionario es el corolario de una «persecución» de la Subsecretaría hacia la empresa que él encabeza.

Este martes ratificó sus dichos, en diálogo con FM Del Viento, y aseguró que fue increpado por Liberman momentos antes de encontrarse con un colaborador de WOFCO, la comercializadora de pescados que adquirió recientemente el 45% del paquete accionario. «En una nota debí comentar que en vez de vigilar lo que pasaba en Rawson me inventaban sumarios por 200 gramos, eso debió ser lo que le molestó», consideró el empresario respecto a la situación que habría motivado el ataque.

«Me encara y me dice: ‘Pescá bien y dejá de decir estupideces en los medios’. Le dije que hace poco mandé una notificación a Pesca informado los correos de la empresa para dirigirse sobre cada tema, y si era algo institucional que lo mande por escrito, pero que yo no tenía nada que hablar con él. El tema quedó ahí, yo seguí caminando y me fui al lobby. A los cinco minutos apareció de vuelta diciéndome a los gritos que ‘el langostino era de los argentinos’ y que él era el encargado de el manejo, que tuviera cuidado«, relató Álvarez Castellano, al indicar que tras su vuelta al país fue recibido por el propio Bahillo. «Me llamó, estuve con él y le expliqué lo que había pasado. El hombre me atendió perfecto y pidió perdón», contó.

Dijo sentirse preocupado de que cada vez que salgan sus barcos a pescar reciban más sumarios en forma de castigos a partir de lo ocurrido. Sin embargo, dejó en claro que esta situación seguirá sus cursos en el fuero judicial y que su equipo legal analiza iniciar una demanda penal contra Liberman. «En caso de que siga esa persecución yo quiero que el tema esté en la Justicia y que se vea reforzado con las cosas que vayamos presentando, para que luego dé explicaciones. Estamos recopilando toda la información porque hay grabaciones del hotel. Independientemente del hecho particular, quiero aportar algunas cosas más por el desempeño de él como funcionario. En esta situación lo mejor es ir a la Justicia. Mi abogado penalista me ha recomendado hacer la denuncia, porque puede ser el principio de muchas más cosas. Cuando llegue el momento tendrá que dar explicaciones, no tiene que ir a putear a nadie, como también iré yo si me llaman», resaltó.

Fernando Álvarez Castellano se ha caracterizado siempre por decir lo que piensa sin medias tintas. En ese sentido, recordó y admitió que a lo largo de sus 30 años en el país ha sumado un sinnúmero de discusiones y peleas con funcionarios públicos y sindicalistas. «Pero las hemos resuelto y ya está», aclaró. «Yo no tengo que tener siempre la razón y los funcionarios tampoco, pero no me callo. Nunca he tenido situaciones así. Por ejemplo, con Adrián «Chuchi» Awstin he discutido mil veces, pero siempre quedó en esas discusiones. Salimos de la reunión, nos dimos las manos y hasta la siguiente pelea, como yo digo. Una cosa es que por el conocimiento que tienes con una persona te puedas tomar la libertad de hablar de una forma u otra forma dentro de una reunión particular, y otra cosa es en el lobby de un hotel delante del CEO de una compañía que está invirtiendo una fortuna en Conarpesa. El colaborador me preguntó cómo seguía todo, le dije que es algo típico de Argentina, qué le voy a decir», lamentó.

Consultado si cree que el Subsecretario podría llegar a tener algo personal contra los empresarios de España, principalmente, el propietario de Conarpesa fue tajante: «Puedo asegurar que no le caen muy bien los españoles, la prueba es que siempre habla con los gerentes argentinos de empresas españolas, pero no con los españoles. Lo que ha hecho ahora es llamar a algún CEO de una compañía de España, diciendo que si habían leído eso no era verdad, que él no había dicho eso. Vuelvo a lo mismo, si no ha dicho eso porqué no lo desmiente públicamente o me denuncia por injurias o calumnias, lo que yo voy a hacer ahora», refutó.

«Hay que buscar una solución, yo quiero que me deje en paz, que haga su trabajo y no me persiga, porque no lo persigo a él ni a nadie. Estoy seguro que es un problema que tiene con los españoles. Este hombre no sabe que los españoles hace 30 años desarrollamos en la Patagonia la actividad. No me parece que nos trate como gallegos de mierda. Aparte, yo hace 27 años que tengo el pasaporte argentino; cuando llegué a Argentina él estaba jugando a los cochecitos, no entiendo esa falta de respeto. Él me ha pedido mil veces que llevara barcos a descargar a Caleta para reactivar el movimiento y lo he hecho siempre», recordó.

Luego que el conflicto tomara conocimiento público, principalmente dentro del propio sector, el presidente de Conarpesa dijo que recibió muestras de apoyo y solidaridad por parte de sus pares, tanto argentinos como europeos, pero que por cuestiones lógicas no tomarían partido a favor suyo en el conflicto que mantiene con Carlos Liberman, algo que él entendió y aceptó. «Ellos tampoco se van a enfrentar con él por lo mismo, porque es el que maneja el langostino. Yo no voy a pedir que me apoyen, porque lo que sucedió es un problema mío y yo de los problemas de los demás no me ocupo».

Respecto al accionar que denuncia haber tenido por parte Liberman, Álvarez Castellano observó que «un funcionario no puede insultar a una persona en un lobby y menos haciendo referencia al país de origen. No sé en qué tiempo estamos, creo que eso ya pasó. Me acuerdo que cuando llegué a Argentina me decían gallego hijo de puta, de todo, pero eran las peleas que teníamos con sindicatos cara a cara. Te insultaban, tú los insultabas, pero se acababa la discusión y a seguir trabajando todos. Ya a esta altura en el 2022, que estemos con estas cosas… Yo estoy grande, cuando era pequeño y llegué estaba preparado para cualquier cosa, pero después de 27 años que llevo aquí me digan eso es incomprensible», reflexionó.

Pese a lo expuesto, dijo no sentirse amenazado por el titular de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, aunque sí discriminado y defraudado. «Qué me va a hacer a mí éste, se va a cansar de hacerme sumarios y alguna vez alguien superior le dirá lo que le tenga que decir. Discriminado capaz que sí, pero me siento más defraudado por la persona porque cuando él estaba en Santa Cruz me ha pedido muchos favores, como llevar barcos, y yo siempre he estado, porque soy afín al Gobierno nacional, no a él. Siempre que él me ha llamado he estado al teléfono y lo que he podido hacer lo hice. Me sorprende mucho que un funcionario de este Gobierno me trate así, pero no es culpa del Gobierno sino de la persona», expuso.

Ante la consulta si debería ser apartado del puesto a raíz de estos hechos, el empresario no dudó en su respuesta. «Yo creo que Liberman debería ser apartado del cargo, no sé si habrá otra forma de cortar esta situación. No tengo interés de que nadie mueva a nadie, lo que sí tengo interés es que me garanticen que puedo realizar mi actividad sin tener a una persona que esté pendiente si estoy a 500 metros de la zona de veda y que me diga que estoy dentro de la zona, porque ellos lo pueden hacer y luego anda a demostrarlo. Los inspectores me han hecho sumarios por 200 gramos y cuando traía de menos también. No me puedo callar más la boca y cada cosa que pase la voy a volcar en la opinión pública y en el juzgado. No voy a bancar que me siga haciendo lo que él quiera porque ostente un cargo que le da ese privilegio. Yo no tengo problema que me vigilen para que haga las cosas bien, el problema es que me inventen situaciones, como han hecho. A lo largo de la vida he cometido errores, los capitanes míos han cometido errores y los hemos pagado».

«A Vigo fue toda la delegación de Chubut, estuvo el Gobernador, el intendente Gustavo Sastre, Aguilar; todos estuvieron apoyándonos. En Nación en vez de apoyarnos salen a putear a un empresario, me parece una cosa media rara»

Por si todo esto fuera poco, Álvarez Castellano continuó, fiel a su estilo, dirigiéndose con duras consideraciones. «Es una persona que personalmente, como profesionalmente, tiene muy poquita ética. Él podrá seguir en su cargo y listo, mientras que me dejen trabajar como marcan las normas yo no tengo ningún problema. Además, yo soy empresario y voy a estar mucho más tiempo en esta actividad que él y muchos funcionarios, los empresarios estamos siempre. Me tengo que acostumbrar y voy a tener que seguir, este tampoco es el fin de Conarpesa en Argentina; he tenido que lidiar con problemas mucho más graves a lo largo de estos 27 años. Es una pena, me parece que con los problemas que hay afuera y que también los tengamos dentro de casa es triste».

Por último, apuntó: «Él tiene mi teléfono, si me hubiera mandado un mensaje diciéndome ‘se me salió la cadena, disculpa por el insulto’ quedaba ahí, aunque hubiera tomado mis recaudos porque una cosa no cambia la otra. Pero no ha tenido la dignidad de decir que se confundió y pedir perdón, ya no me fío de él. Todos cuando nos ponemos nerviosos podemos decir alguna pelotudez, yo soy el primero, y si tengo que pedir perdón lo pido, pero no ha tenido ni ese gesto. Qué más se puede esperar…».

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días