martes, 28 mayo, 2024

El rol de Aerolíneas Argentinas y Austral en la Guerra de Malvinas

Entre el 11 y el 29 de Abril de 1982, se realizaron 89 vuelos con 110 soldados por vuelo, con combustible justo y necesario para el ida y vuelta. Un kilo más de combustible era un kilo menos de leña para las cocinas de campaña.

Los vuelos de Aerolíneas Argentinas y Austral en la Guerra de Malvinas

Este años se cumplen 42 años del conflicto bélico en el que Argentina se enfrentó a Inglaterra en busca de recuperar las Islas Malvinas. En aquella guerra, la línea de bandera, Aerolíneas Argentinas, participó en el esfuerzo logístico, una de las páginas menos contadas de su historia. Y sin embargo, una de las que mejor retrata la esencia histórica y el sentido de pertenencia de quienes formaban parte de la compañía. Cuando fueron convocados para colaborar, ya habían empezado a planificar por su cuenta.

En Río Gallegos, un grupo de pilotos escucha el briefing meteorológico para otro vuelo del puente aéreo a Malvinas. La tripulación del Hércules de la Fuerza Aérea recibe los datos de viento en superficie en Puerto Argentino, y la velocidad excede el máximo que el avión soporta. Al fondo, un civil empieza a levantar la mano. Su compañero, otro civil, lo mira como pidiéndole que se quede en el molde. Sin embargo, la mano se extiende entera, y junto con ella, Eduardo Blau, civil, comandante de Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas, dice “nosotros podemos ir”.

Los Vuelos De Aerolíneas Argentinas Y Austral En La Guerra De Malvinas

La pista de Puerto Argentino medía 1250 metros de largo. Las condiciones climáticas no eran ni por asomo las ideales. La zona de espera de los aviones era sobre la turba helada. No hubo un solo incidente operacional. No se pinchó ni una goma. Las tripulaciones operaron en un ambiente marginal, con condiciones extremadamente complicadas, sin ninguna protección legal. No había seguro para pilotos civiles en zona de guerra.

Austral también fue parte del esfuerzo de guerra: el BAC 1-11 con matrícula LV-OAX voló durante todo abril y en el retorno desde el cese de hostilidades hasta fines de junio.

Las chanchitas fueron y vinieron al límite de su peso máximo de despegue, con la instrucción de tardar menos de 15 minutos entre aterrizaje y despegue. Desembarcaban a los soldados y la carga en menos de 10. Los pilotos hacían cuatro vuelos por día, y junto con los pilotos había un equipo de mantenimiento, soporte de operaciones, técnicos, despachantes, operadores de plataforma que dio lo mejor de sí.

Los Vuelos De Aerolíneas Argentinas Y Austral En La Guerra De Malvinas

Entre el 11 y el 29 de Abril de 1982, se realizaron 89 de los 92 vuelos programados. 110 soldados por vuelo, a 130 kilos por cada uno, sumándole el equipo. Sin combustible de más: lo justo y necesario para el ida y vuelta. Un kilo más de combustible era un kilo menos de leña para las cocinas de campaña.

Los Vuelos De Aerolíneas Argentinas Y Austral En La Guerra De Malvinas

Ese 29 de abril, ya con la flota británica en capacidad plena de iniciar operaciones, terminó la participación civil en el puente aéreo. A partir de allí, la responsabilidad del transporte dependería exclusivamente de los medios aéreos militares.

De las 8.020 horas de vuelo que implicó el transporte por vía aérea, Aerolíneas Argentinas voló 1.004 y Austral 141. Desde los Boeing 707 que fueron y volvieron a Libia e Israel a buscar toneladas de armamento y municiones, hasta por los 737 que saltaron entre Río Gallegos y Puerto Argentino 89 veces, llevando 6500 soldados y 400 toneladas de suministros.

Fuente: aviación online


Suscribite a nuestro Newsletter

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días