domingo, 3 marzo, 2024

Se cumplen 5 años de la tragedia de Lobos, pero el pedido de Justicia también suma un nuevo aniversario

Cuatro amigos perdieron la vida en un grave accidente ocurrido en Lobos en 2018; sus familias aún reclaman Justicia.

Las familias de las víctimas, a cinco años del fatídico accidente ocurrido en Lobos.

Cinco años atrás, el 10 de noviembre de 2018, cuatro amigos perdieron la vida en un terrible accidente ocurrido a la altura de la localidad de Lobos, provincia de Buenos Aires. El hecho, conocido como la Tragedia de Lobos, todavía no se ha resuelto, a cinco años del fatídico episodio.

Letargo judicial

Las víctimas viajaban para asistir al superclásico entre Boca y River, final de la Copa Libertadores 2018: Sebastián Berra, de 31 años, César Ezequiel Jones, de la misma edad, Franco Silvestri de 26 y Malcom Vittón de 33, todos ellos fallecieron en el grave siniestro vial presuntamente provocado por Francisco Lucesole, actual acusado en el marco de una causa que podría quedar sin resolverse.

Los cuatro hinchas, muy queridos en los distintos ámbitos en los que desempeñaban, fallecieron tras ser embestidos por la camioneta que conducía Lucesole, cuya alcoholemia arrojó no solo resultado positivo, sino un dato aún más grave: el conductor circulaba con el triple del valor máximo permitido en aquel entonces por la ley, 1,8 gramos de alcohol por litro de sangre.

Ahora, las familias de las víctimas continúan llevando adelante una titánica tarea que consiste en nada menos que pedir Justicia y la resolución de la causa, a cinco años del trágico final de los cuatro amigos.

La Tragedia De Lobos Enluta A Cuatro Familias Y A Una Provincia Entera.
La tragedia de Lobos enluta a cuatro familias y a una provincia entera.

La pena sería de tan solo seis años de prisión

Por la presunta falta de acción del Poder Judicial, la causa ya lleva cerca de 2 mil días desde su inicio y todavía no llegó a la instancia de juicio oral y público. En diálogo reciente con medios radiales, el padre de uno de los jóvenes reconoció que uno de los mayores inconvenientes es la propia normativa: “Nunca vamos a alcanzar Justicia sabiendo que el marco normativo contempla como máximo hasta seis años de cárcel y que, para ello, tienen que estar dados todos los agravantes, los cuales no se han podido demostrar en su totalidad”, expuso.

En mayo de este año, el único sobreviviente de la Tragedia de Lobos, Luciano Virgili, reconoció que las familias que impulsan la acción judicial son “optimistas”, pero también objetó la suspensión del juicio a prueba o “probation” ofrecida por el acusado, que se había comprometido a abonar 5 millones de pesos y realizar 400 horas de tareas comunitarias como resarcimiento, reconociendo su culpabilidad en el hecho.

Tragedia de Lobos: final abierto e incierto

El avance de la causa no solo es una incógnita, sino un interminable letargo para las familias, que deberán lidiar con el duelo por el resto de sus vidas: la fecha del juicio todavía no fue fijada tras la última audiencia. Sucede que el Juzgado de Garantías N° 7 de Saladillo, donde tramita el expediente, rechazó la suspensión del juicio a prueba, y la defensa, a modo de estrategia, presentó una apelación que deberá resolver la Sala I de la Cámara de Apelaciones de La Plata. Pero ya transcurrieron seis meses y todavía no hubo novedades certeras.

También te puede interesar

Lo más leído en 7 días